Villa La Angostura: aseguran que la situación con las ratas “está controlada”

Así lo sostuvo el intendente de la ciudad, Guillermo Caruso, quien además indicó que no hay casos de hantavirus. Por prevención, se cerraron los accesos a los lagos de la zona norte del Parque Nacional Nahuel Huapi
martes, 19 de noviembre de 2019 · 18:24

El inicio de la temporada de verano entró en la cuenta regresiva y la aparición de ratas muertas en Villa La Angostura amenaza con ahuyentar a los turistas. Ante esta situación, el intendente de esa ciudad neuquina, Guillermo Caruso, se preocupó por dejar en claro que “la situación está controlada y nos venimos preparando para este fenómeno desde hace un año”.

“No hay una invasión, hay una fuerte presencia de roedores en la zona norte del Parque Nahuel Huapi debido a las floraciones de caña, que se producen cada 50 o 60 años, y que genera alimentos para los roedores por lo que se reproducen rápidamente”, explicó Caruso a Infobae.

Y continuó: “Esto estaba planificado. Ya sabíamos que a partir de la primavera íbamos a empezar a encontrar roedores muertos por un proceso natural de la especie”. Como las ratas están en ámbitos silvestres, cuando se les termina el alimento se desplazan en busca de más alimento y pueden trasladarse por los lagos, donde finalmente se ahogan. Luego, el viento las trae a las costas y es la postal que están observando los turistas.

“Entramos en la etapa final del fenómeno y estamos convencidos de que esto no afectará la temporada de verano”, aseguró el intendente de Villa La Angostura.

Por el momento, los sectores restringidos son el balneario y las áreas de acceso público del Lago Espejo (en este lago no se puede consumir agua ni bañarse), Última Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón-Panguinal, Lagunas desde Siete Lagos y Camino Viejo desde Correntoso a Cruce Siete Lagos. “El Parque Nacional Nahuel Huapi tiene 700 mil hectáreas y la fracción afectada está ubicada en el acceso al circuito de los Siete Lagos”, precisó el intendente.

El jefe comunal también se preocupó por dejar en claro que no se reportó ningún nuevo caso de hantavirus en la región. Su aclaración se explica porque entre las especies de roedores de la zona se encuentra el colilargo, transmisor de esa enfermedad que causó 11 muertos en la localidad chubutense de Epuyén entre diciembre de 2018 y marzo de 2019.

Por su parte, la ministra de Turismo de Neuquén, Marisa Focarazzo, recomendó no transitar por senderos que no estén despejados y no acampar fuera de los campings habilitados. “Esto es muy importante. La gente tiene que ir a lugares donde se mantiene limpio el espacio”, advirtió.

“La prevención es el mayor trabajo que debemos hacer desde el Estado, al igual que el sector privado. La gente de zonas rurales es la que corre el mayor riesgo y hay que seguir las indicaciones. Creemos que hasta fin de año vamos a tener esta cantidad de ratas”, señaló.

Entre las recomendaciones figuran: acampar en áreas habilitadas, elegir lugares para acampar lejos de refugios de roedores (como pilas de leña, matorrales, inmediaciones de basura, matas de rosa mosqueta u otros arbustos muy tupidos), usar carpas con cierres, evitar acostarse en bolsas de dormir a la intemperie, mantener la comida en recipientes bien cerrados durante el día y la noche, evitar llevarse a la boca tallos, hojas y frutos silvestres. Pero lo más importantes es no tocar a los roedores muertos.

Este proceso que ahora está alterando la tranquilidad de Villa La Angostura ya se había vivido en 2003 en otras provincias donde también hay caña colihue.

A principios de noviembre empezó a trabajar la Brigada de Riesgos Especiales de la Policía Federal Argentina para disponer de manera segura de los animales que van apareciendo muertos. Según explicaron los expertos en zoonosis, hay que enterrarlos a suficiente profundidad para evitar que otros animales de la zona, como pumas o zorros, los encuentren cuando buscan alimento. En todo los casos, se los trata como si fueran portadores de hantavirus para evitar cualquier riesgo de exposición.

Por su parte, los empresarios turísticos de la Villa aseguran que todos los servicios funcionan con total normalidad y que este último fin de semana largo recibieron la visita de más de 6.000 turistas que disfrutaron de la belleza natural de la zona y recorrieron la localidad y sus principales atractivos turísticos. La ocupación hotelera fue de alrededor del 98%.

“Queremos llevar tranquilidad informando que en Villa La Angostura y en la zona no hay un solo caso de hantavirus. A toda la población y turistas que nos visitan les informamos sobre las medidas preventivas que deben tenerse en cuenta en estos casos; ya sea para cuidados de salud, manipulación de alimentos, ventilación de lugares cerrados como sótanos y galpones, uso de elementos de prevención”, dijo Ignacio de Nicola, gerente de Bahía Manzano Resort Club, que comercializa los hoteles Manzano Resort y Montaña Resort. “La gente hace vida normal, solo hay restricciones en la zona que indicó Parques Nacionales”, concluyó.

Fuente: Infobae