Comenzó la demolición del viejo restaurante del Glaciar

Se instaló hace tres décadas y prestó servicios gastronómicos hasta el 2006. Luego fue abandonado y su desmantelamiento se demoró varios años. Se tenía previsto su traslado a otro lugar de la provincia, pero finalmente se determinó su demolición, que comenzó hoy.
lunes, 27 de mayo de 2019 · 22:27

Desde hoy lunes comienza a cerrarse un nuevo capítulo de la historia de los servicios turísticos en el área del Glaciar Perito Moreno, del Parque Nacional Los Glaciares. Comenzó la demolición del viejo restaurante, que durante un cuarto de siglo atendió a miles y miles de turistas que visitaban el más conocido de los glaciares.

Su construcción data de finales de la década del ’80. Se trata de una vivienda prefabricada de la empresa EdilSud, oriunda de Comodoro Rivadavia. Fue comprada por el estado y se la montó por paneles en esa zona, para luego concesionarla.

En paralelo se estaban construyendo las pasarelas de madera y los miradores del glaciar Perito Moreno, obra que estuvo a cargo de “Chacho” Schupbach, quien contaba con aserradero en Gobernador Gregores.

Tras una fallida primera concesión, el gobierno provincial hizo otra convocatoria que por muy poca diferencia de dinero en la oferta ganó el propio Schupbach. Sin embargo la formalización de la concesión se demoró unos años, en los que el restaurante quedó cerrado.

Hasta que en abril de 1994 abrió sus puertas nuevamente, y funcionó en forma ininterrumpida hasta mayo de 2006, cuando ya el área de servicios Perito Moreno estaba concesionada a la empresa Nativos de la Patagonia, que permanece en la actualidad.

Justamente Nativos es la encargada de la demolición del edificio ya visiblemente dañado por el paso del tiempo. La obra se realiza mientras la empresa y el gobierno provincial continúan en negociaciones por las obligaciones mutuas pendientes de cumplimiento. La concesionaria viene pidiendo que se reconozcan las inversiones extras que debió hacer para el mejoramiento de los servicios.

El destino de la obra será la demolición total. Tiempo atrás la provincia había pensado en desmontar los paneles y luego volver a construir en la zona de Laguna Azul (cerca de Río Gallegos). También se mencionó la posibilidad de traslado a Lago del Desierto.

Pero una última evaluación técnica a cargo de la provincia determinó que esto era inviable económicamente, debido al estado de deterioro de la estructura.

Una vez completada la demolición, que llevará al menos un mes dependiendo de las condiciones climáticas, el lugar se destinará a ampliar la el sector de estacionamiento (Ahora Calafate).