Total tiene listo el proyecto Fénix en Tierra del Fuego, pero pide “reglas de juego claras”

El Proyecto Fénix es una explotación gasífera off shore, ubicada frente a las costas de Tierra del Fuego. La inversión sería de mil millones de dólares. Debía comenzar a producir a mediados de 2020.
lunes, 30 de septiembre de 2019 · 11:59

a petrolera francesa Total dice estar lista para lanzar el millonario Proyecto Fénix por US$ 1.000 millones aunque pidió reglas de juego claras para poder avanzar. Así lo confirmó tras la exposición de Dominique Marion, director de Total en la XIII Exposición Internacional de Petróleo y Gas que se llevó a cabo en el predio de La Rural la semana pasada.

El Proyecto Fénix, es una explotación gasífera off shore, ubicada frente a las costas de Tierra del Fuego. Fuentes de la empresa explicaron que para pasar a las etapas siguientes de construcción e instalación de la plataforma, así como para el tendido del gasoducto en tierra y la construcción de la infraestructura necesaria, es preciso contar con condiciones de mercado que ofrezcan previsibilidad. La intención de este proyecto, que se llevará a cabo unos 60 kilómetros mar adentro frente a la costa fueguina, tenía una previsión de entrada en producción para mediados de 2020, pero las condiciones de inestabilidad macroeconómica fueron postergando el cronograma.

Fuentes de la empresa explicaron que para pasar a las etapas siguientes de construcción e instalación de la plataforma, así como para el tendido del gasoducto en tierra y la construcción de la infraestructura necesaria, es preciso contar con condiciones de mercado que ofrezcan previsibilidad.

El Proyecto Fénix, es una explotación gasífera off shore, ubicada frente a las costas de Tierra del Fuego.

Durante su presentación en la Oil & Gas, Marion analizó los proyectos que la compañía tiene en el país en la cuenca Austral, en la formación de Vaca Muerta y en los bloques off shore para los que se adjudicó la exploración.

“Estamos a punto de lanzar el Proyecto Fénix, una posibilidad técnicamente muy interesante para la producción de gas off shore en Tierra del Fuego”, explicó Marion en referencia a la millonaria inversión anunciada en Río Grande a mediados de 2017, durante la inauguración del yacimiento austral Vega Pléyade.

 

El más austral

Localizado 60 kilómetros al norte de la costa de Tierra del Fuego, frente a la Bahía San Sebastián, el proyecto Fénix presenta –en base a datos preliminares– una magnitud equivalente a la de Vega Pléyade en términos de reservas y de inversión.

En su carácter de operador del Consorcio Cuenca Marina Austral 1 (CMA-1), que comparte con Wintershall Energía y Pan American Energy (PAE), Total Austral informó recientemente que alcanzó las 10.000 horas de producción en dicho yacimiento offshore de gas y condensado (que es el más austral del mundo).

La puesta en valor del bloque, cuya entrada en marcha representó una inversión superior a los u$s 1.000 millones, implicó sortear numerosos desafíos logísticos y de infraestructura en apenas dos años y medio de trabajo. Su nivel de extracción, que oscila en torno a los 10 millones de m³ diarios (o sea, unos 70.000 barriles de petróleo equivalente), representó en el transcurso de 2016 el 90% de la nueva producción de gas y un 7% de la extracción general en todo el país. Así, Vega Pléyade desempeñó un rol clave para ubicar a Tierra del Fuego como la segunda plaza gasífera de la Argentina, sólo por debajo de Neuquén.

 

El consorcio en Vega Pléyade

En ese yacimiento Total como operadora conforma el Consorcio CMA-1, junto a Wintershall y Panamerican Energy. Allí inauguró en mayo la expansión de la planta Cañadón Alfa, en la costa al norte de la provincia de Tierra del Fuego, para el tratamiento de más de 22 millones de metros cúbicos de gas.

“Conocemos la tendencia del precio del gas y estamos viendo cómo se puede anclar ese valor porque las fluctuaciones nunca son favorables, pero además de eso esperamos que se respeten las condiciones que fijamos con la provincia”, precisó el directivo de la petrolera francesa, para luego resaltar que la producción en Tierra del Fuego implica un costo de transporte adicional a compensar.

En ese sentido, Marion explicó que “queremos asegurarnos que se cumplan las condiciones para las inversiones y que las normas para el acceso al mercado doméstico y la exportación se sostengan en el tiempo”, a tono con el principal planteo que durante toda la semana se escuchó de los directivos de la industria de hidrocarburos.

“Una inversión de esa magnitud necesita estabilidad en el tiempo”, destaco el directivo de Total sobre el proyecto que ya cumplió con diversas etapas como los relevamientos geofísicos off shore para la elaboración del perfil del lecho marino y la definición de la ruta del gasoducto, entre otras cuestiones.

 

(Fuente: El Economista)