Las Heras: la despidieron del PAMI en plena cuarentena y la justicia le falló en contra

La Licenciada Candela Pittacolo cumplía funciones en la delegación de las Heras del PAMI quien además es planta permanente, en febrero de este año la desafectaron de un área que coordinaba, en marzo se acoge a la cuarentena por el cuidado de su hijo medida contemplada dentro de uno de los DNU Presidenciales.
martes, 16 de junio de 2020 · 21:44

En abril cuando fue a cobrar sus haberes se dio por enterada que había sido despedida ya que tenía disponible su liquidación final acreditada en el cajero, sin notificación previa o trámite administrativo pendiente.

Así las cosas presenta un amparo en la Justicia Federal por haber sido despedida en plena pandemia y con un DNU que prohíbe taxativamente esta situación. Pero la Dra. Marta Yañez emitió un insólito fallo  argumentando que la despedida “No pertenece a un sector socialmente vulnerable” esto no tiene ninguna relación con el amparo presentado.

“O se hallase comprometida su vida digna, salud o un derecho de naturaleza alimentaria” esto lo afirma sin haber pedido algún análisis patrimonial de la afectada, o realizarle un informe socio-económico y sigue en una línea contraria a la demanda.

Avanza e insólitamente aplica la figura de  “Inaudita Parte” esto significa que para la Dra. Yañez no es necesario escuchar los argumentos del PAMI en este conflicto y con el material presentado puede fallar.

Según expresa el sitio digital "Truncado Informa", después de ser despedida la Licenciada al PAMI Santa Cruz entraron por lo menos 10 personas en distintas delegaciones de la provincia.

La Licenciada Candela Pittacolo le envio la siguiente carta al Presidente de la Nación:

Me dispuse a escribir estas líneas para comentarle una situación que me ha ocurrido como ciudadana y trabajadora de este país. En primer lugar, quisiera comenzar diciendo que no lo voté, pero el día 27 de octubre de 2019, escuche su discurso esperanzada como todas las personas que creemos y confiamos en la libertad y la democracia.

Ese discurso donde Ud. Nos decía que, en su proyecto de país, estábamos TODOS incluidos, donde nos invitaba a dejar diferencias y a pensar en un país que requería de una reconciliación colectiva entre todos los compatriotas, para terminar por fin con las grietas ideológicas que no
llevan a la renovación de la patria.

Y sabe algo, yo le creí, lo hice hasta el día 28 de abril de este año, cuando me dispuse a cobrar mis haberes como trabajadora de INSSJP y encontré en mi cuenta la liquidación final, en plena pandemia y haciendo uso de una licencia decretada por Ud, en un DNU, donde nos decía que podíamos permanecer en nuestras casas cuidando a nuestros hijos, mismo documento, que también citaba que no se podían efectuar despidos en ningún sector y por ninguna índole por el lapso de 60 días.

El día que nos solicitó que respetáramos el aislamiento social obligatorio, recuerdo escucharlo decirles a los empresarios que no sean miserables y que pensaran en los trabajadores, es por ello que no puedo comprender, como, me encuentro despedida de la planta permanente del estado en plena cuarentena. 

Quiero pensar que estas cosas suceden, sin que  Ud. se encuentre al tanto de dicha situación y esto me ha llevado a querer contarle de primera mano mi historia.

Soy una profesional de 35 años con una hija de 5 años y un esposo que también se ve afectado por la situación entendible que atraviesa el país, ya que trabaja en la industria del petróleo y como es de público conocimiento no está atravesando el mejor momento.

Querido presidente, creo que los grandes cambios se producen desde los más pequeños detalles y que el todo es la suma de las pequeñas partes, pequeñas y diminutas partes, como somos cada uno de los trabajadores que nos vamos quedando fuera del sistema, porque nos quedamos desocupados en un momento donde se nos ven impedidas todas la posibilidades de buscar nuevas opciones de trabajo, ya que nos encontramos respetando el aislamiento obligatorio y la actividad económica y laboral se encuentra paralizada.

Apelo con plena confianza y sinceridad, a que Ud. cuando lea estas líneas, nos vuelva a incluir a TODOS, y solicite al Ente Nacional PAMI que se retracte de tan arbitraria e injusta decisión.

Le pido que sea el generador de la nueva Argentina, que nos vuelva a hacer creer en el Estado y que, de una vez por todas, gobierne el partido que gobierne, nos sintamos permanentemente dentro del proyecto Nacional.

Me despido muy atentamente.

Lic. M. Candela Pittacolo