Pesantar confirmo que tripulantes viajaron con el hombre que murio de Coronavirus en Ushuaia

Desde la empresa Pesantar del grupo NewSan, propietaria del buque pesquero Echizen Maru confirmaron que los tripulantes viajaron desde Buenos Aires a la ciudad de Ushuaia en el mismo vuelo de Aerolíneas Argentinas del sábado 23 de Mayo, en el cual viajo Maximo Cardozo, el hombre que murió en Hospital Regional luego de llegar contagiado de Coronavirus a la capital provincial.
miércoles, 15 de julio de 2020 · 22:54

 

El Gerente general de Pesantar, Claudio Guida en tanto descarto que el contagio masivo en el pesquero se haya producido por un contacto con otro barco en alta mar. Por Radio Nacional Ushuaia, Guida explicó el proceso por el cual la tripulación llega y se embarca para pescar, no sin antes hacer “un poco de autocrítica en el sector de pesca, porque hemos tenido un perfil muy bajo y pueden surgir estos rumores sin asidero”. 

 

Guida explicó que “el barco está permanentemente monitoreado por la prefectura naval argentina y por otros organismos del estado nacional y provincial, ya que tiene un permiso de pesca de la provincia. 

 

Prefectura es la autoridad policial, y sanciona cualquier infracción. Hay áreas protegidas muy cerca, entonces esto tiene que estar permanentemente monitoreado. Hay áreas de veda, de reservas marinas protegidas”. 

 

“Se genera como mínimo una frecuencia de 15 minutos de monitoreo y a veces más. En este caso, en 35 días el barco fue monitoreado 5900 veces con fecha y ahora muy precisas”. “El barco no puede entrar a un puerto sin avisar a Prefectura. Cualquier circunstancia esta permanentemente comunicada con Prefectura”, aseguró Guida. 

 

Y agregó: “Sabíamos que estas hipótesis se tenían que descartar, pero preferíamos que lo haga un organismo oficial. Ahora estamos mucho más tranquilos de que esto es así”. 

 

Además, “arriba del barco tenemos un funcionario público, un inspector nacional de pesca, que es un empleado del estado, después tenemos otras 60 personas permanentemente conectadas con wi fi, lo que sería una asociación ilícita enorme”. 

 

Como fue la llegada de la tripulación a Tierra del Fuego: “El sábado 6 de junio se generó un recambio. Nosotros informamos tres semanas antes a las autoridades sanitarias, porque estábamos en periodo de veda y cuarentena. Para poder trasladar a la gente a la isla hay que pedir un montón de permisos”. 

 

“El jueves 21 de mayo se reunió a los tripulantes en Buenos Aires, se los puso en un hotel de los que están habilitados, ese mismo día se acercaron técnicos de un laboratorio validado, que les hicieron todos los test. El viernes se recibieron los resultados y nos dieron el permiso para que la gente se pueda subir al avión el sábado 23 a primera hora, en un vuelo especial de Aerolíneas, donde solicitan el motivo especial para vender el pasaje y este permiso”. 

 

“El sábado 23 de mayo llegan a la ciudad, con todos los protocolos, son llevados a un hotel de Ushuaia, con un protocolo estricto. Cumplidas las 14 noches de aislamiento, un bus los llevó al barco y zarparon el 6 de junio. Siempre con los controles de sanidad de frontera y prefectura”. 

 

“A partir de ahí, sabemos que tenemos que descartar hipótesis hasta que las autoridades sanitarias de la provincia, que han hecho un gran trabajo, vayan ahora, con los análisis, determinando la cadena de contagios y se llegará a una hipótesis”. 

 

“Nosotros como empresa estamos consultado a epidemiólogos de prestigio para que nos den la precisión de lo que pudo hacer sucedido y nos dicen que existen estas figuras de los falsos negativos, porque la gente que está en principio de contagio y tiene poca carga viral aun, puede ser un falso negativo”. 

 

“Después existe la posibilidad de que se haya hecho alguna fuga en el protocolos en algún punto del traslado de la gente, desde que han sido testados y se quedaron en el hotel 24 hs, o que haya existido algún tipo de fuga en el proceso de traslado del personal, tocando algo”.

 

Crónicas Fueguinas