Confesó el abuso de la hija de su ex pareja en El Calafate

El ex empleado de comercio y ciclista se declaró culpable de haber abusado reiteradamente de la hija de su pareja. Respondió todas las preguntas del tribunal. Por lo tanto no fue necesario que declararan los testigos. La querella pidió 20 años, la fiscalía 11 años.
miércoles, 25 de abril de 2018 · 08:10

En el primero de los tres juicios por hechos de abuso sexual que se realiza en El Calafate esta semana, se produjo una inesperada situación. El acusado confesó todo lo que se le imputó y asumió la responsabilidad por haber abusado de la hija de su ex pareja.

Para este juicio estaban citados casi 20 testigos. La mayoría aportados por la querella, y solo dos por la defensa. Docentes, médicos, psicólogos, allegados, compañeros de actividad deportiva. Todos esperaban su turno para pasar a declarar en el juicio que iba a desarrollarse en el primer piso de la Municipalidad de El Calafate, ya que las dependencias judiciales de esta localidad carecen de una sala acorde.

El primero en pasar fue Luis Federico Ávila, acusado de ser autor de Abuso Sexual Gravemente Ultrajante contra una menor de edad, hija de su ex pareja. Lo hizo junto a su abogado defensor, el Dr. Muriete. En el recinto también estaban la abogada Querellante, Dra. González; y el Fiscal Dr. Saldivia.

Sorpresivamente Ávila confesó la autoría de todos los hechos que lo llevaron al banquillo. Admitió que abusó sexualmente de la niña durante dos años (cuando tenía entre 9 y 11 años). Durante casi media hora respondió todas las preguntas del Tribunal Oral, sin esquivar ninguna. Y pidió perdón por lo que hizo.

“A confesión de parte, relevo de pruebas”, es el dicho que definió la situación. Ante la contundente y explícita confesión por parte de Ávila, se decidió pasar al pedido de pena.

El artículo 119 del Código Penal establece que la condena será de ocho (8) a veinte (20) años de reclusión o prisión por el delito de Abuso Sexual con Acceso Carnal, gravemente ultrajante, y agravado por el vínculo o la convivencia con la menor.

La querella solicitó la máxima pena, que es de 20 años. Mientras que la fiscalía pidió una pena de 11 años. En tanto la Defensa solicitó el mínimo de 8 años. La sentencia del tribunal se conocerá en cinco días.

“SE LO COMIÓ LA VERDAD”

En sus primeras declaraciones tras el juicio, la madre de la víctima y ex pareja del culpable, dijo a Ahora Calafate que “es un cierre que no esperábamos, dentro de todo lo horrible de esta situación, es lo mejor que pudo haber pasado”.

“Sobre todo para mi hija – continuó - que fue muy valiente por contar todo y que se tuvo que bancar no solo lo que vivió, sino todo a mucha gente no lo creyó y la prejuzgó”.

La mujer aclaró que el dolor por lo sucedido “es para toda la vida. Más allá de la condena que le den”. “Pero lo importante es que se conoció la verdad. Se lo comió la verdad”, remarcó al hablar con este portal. (Ahora Calafate)

Comentarios