Comodoro: El clan Nieves con más de 100 denuncias, involucrado en nuevo homicidio

Se trata del matrimonio y sus 6 hijos. Todos ellos acumulan causas por asesinatos, robos, usurpaciones y amenazas. Se trata de un largo historial delictivo que acumula la familia en Comodoro con más de 100 denuncias en los últimos años. Hoy se entregó uno de sus integrantes; Rodrigo Nieves (18) quien sería el autor del disparo que terminó con la vida Jorge Olivera.
martes, 08 de enero de 2019 · 11:30

La familia Nieves cuenta una extensa historia delictiva, comprendida desde el 2005 hasta la actualidad.

En agosto de 2017, Iris Morales (49) se presentó en la comisaría Quinta y pidió ver a 2 de sus 10 hijos, detenidos por herir a tiros a 2 jóvenes y asesinar a otro. Sin embargo, su visita no terminó como esperaba: los policías descubrieron que tenía un pedido de captura, la esposaron y la encerraron en un calabozo.

En el mes de enero su marido, Antonio Nieves (56), también terminó preso en una visita a sus hijos en la seccional. Morales y Nieves cayeron presos cuando trataban de ver a Cristhian Axel (20) y Matías (24)

El primero cumple prisión preventiva por balear a 2 jóvenes en un hecho que se produjo el Día de la Madre del año 2016. El otro está acusado del asesinato de Jonathan Vera (22), ocurrido en el Barrio San Martín el 15 de diciembre de 2016, frente a la casa de los Nieves. La víctima recibió un balazo en la nuca. En ese momento, el menor de la familia con 16 años también se vio involucrado y cumplió prisión domiciliaria.

Para la familia Nieves no es un lugar extraño: el matrimonio y sus 6 hijos varones tienen un largo historial delictivo que acumula más de 100 denuncias en los últimos años.

Según explicaron- en ese momento- fuentes oficiales, la madre de los Nieves -que también tiene 4 hijas- quedó detenida debido a que tenía un pedido de captura vigente desde el 27 de julio. La mujer había sido declarada en rebeldía por no presentarse a una audiencia judicial. Quedó alojada en un recinto especial, separada del resto de los presos.

DECENA DE ANTECEDENTES

La historia delictiva de los Nieves es larga. Desde 2005 el clan acumula más de 100 denuncias.

En la zona de Quintas del Máximo Abásolo y los barrios San Martín e Isidro Quiroga, de acuerdo con fuentes judiciales y policiales, miembros de la familia han sido acusados por diversos casos de violencia que incluyen tiroteos, robos y usurpaciones.

Tan sólo David Nieves (26), otro hijo de Iris y Antonio, tiene cerca de 60 causas. En su lista hay delitos de todo tipo: homicidios, amenazas, resistencia a la autoridad, usurpación, tenencia ilegal de armas, daños, robo, lesiones, homicidio agravado e incendio.

Rolando Antonio Nieves (36), el mayor de los hermanos, fue noticia en 2009 cuando lo detuvieron frente de la comisaría 4°, en el barrio Quirno Costa.

Aunque tenía pedido de captura, pasaba caminando por la seccional sin mayores problemas. Estaba imputado por hurto y un intento de robo. Y esas eran apenas 2 de las 20 causas penales que lo tienen como protagonista.

Matías Nieves, además, aparece en 14 denuncias. Y Daniel Ángel (22) figura vinculado a una causa por abuso de armas, según informaron fuentes del caso.

En la lista hay delitos para todos los gustos: homicidios, amenazas, tiroteos y usurpaciones.

La mayoría de los expedientes judiciales se vincula a enfrentamientos con otras bandas de Comodoro Rivadavia, muchas de ellas integradas por vecinos de los acusados.

Según los investigadores, los Nieves forman un clan dedicado a cometer robos y usurpaciones. Y no descartan que estén detrás de otros delitos más pesados.

“Una de las hipótesis es que en las peleas que mantienen con otros grupos está en juego el control del territorio para, por ejemplo, la venta de droga. Sin embargo, hasta el momento no hay acusaciones por narcotráfico”, explicó una fuente.

Los Nieves saben de venganzas por parte de las familias con las que están enfrentados desde hace años.

Uno de los episodios más violentos fue en diciembre de 2015, cuando un grupo de personas rodeó su casa, arrojó combustible y la prendió fuego.

Los bomberos llegaron rápidamente pero no pudieron actuar por algunos minutos, frenados por las explosiones que se escuchaban dentro de la propiedad.

Los investigadores creen que eran municiones que el clan almacenaba para seguir con una pelea que parece no tener fin.

La sospecha principal es que el incendio fue provocado por allegados a Anahí Copa (22), una joven que pagó con su vida ser vecina de los Nieves. Una noche hubo un tiroteo contra la casa de su familia y uno de los proyectiles le pegó a Anahí justo cuando estaba amamantando a su bebé.

El Patagonico

Comentarios