A mano armada asaltan dos comercios en Caleta Olivia

Una misma banda de delincuentes integrada por tres individuos encapuchados asaltó a mano armada el miércoles por la noche y en menos de quince minutos el supermercado Roma, ubicado en el barrio Unión, y la sucursal céntrica de la heladería Grido, distantes unas 15 cuadras entre sí.
viernes, 1 de noviembre de 2019 · 09:30

Los registros de videos de las cámaras de seguridad de ambos comercios permitieron determinar que se trababa de los mismos sujetos, dos los cuales portaban armas de fuego y el restante un cuchillo, utilizando el mismo despliegue para amedrentar a empleados y ocasionales clientes.

El primero de los hechos, en el Super Roma, se produjo alrededor de las 21 y se observa a los tres sujetos con capuchas y bufandas cubriendo sus rostros, con movimientos nerviosos y amenazando a empleados y clientes, tras lo cual dos de ellos se abalanzan sobre la caja registradora.

Incluso una de las cámaras captó una escena donde se ve a clientes tratando de proteger a dos niños.

El modus operandi es similar en la heladería ubicada en la avenida Lisandro de La Torre, a donde llegaron en menos de quince minutos y habrían disparado al menos un balazo hacia el techo, mientras los móviles policiales acudían al supermercado del barrio Unión.

El propietario del Super Roma, Rolando Piva comentó a medios periodísticos que cuando mucho pudieron haberse llevado unos 2.000 pesos de la caja registradora ya que la mayoría de sus clientes realiza compras con tarjetas de débito o crédito, en tanto no se pudo establecer qué cantidad de dinero sustrajeron en la heladería.

“JUECES GARANTISTAS”

Por otra parte, Piva dijo que es probable que los desconocidos sean menores de edad a juzgar por sus fisonomías y que ninguno de sus empleados fue golpeado.

No obstante, aseguró que estaba indignado con los “jueces garantistas”, ya que por más que la policía realiza rondas de vigilancia y habitualmente procede a detener delincuentes, estos recuperan su libertad a las pocas horas, en tanto la ciudad se está transformando en tierra de nadie y la comunidad queda indefensa.

Indicó además que él no estaba presente cuando se produjo el asalto, pero advirtió que posee una escopeta, la cual mostró y con la que está decidido a defenderse porque –dijo- “por encima del robo de dinero está la integridad física de mis empleados”. (Fuente: Diario El Patagónico)