Caso Maichil: “Quiero que salga el juicio de mi hijo, fue una irresponsabilidad de los padres”

Carmen Barrientos, mamá de Damián Maichil, el joven que murió el 23 de diciembre de 2008 a los 14 años producto de una neumonía aguda luego de llegar del viaje de egresados que hizo con sus compañeros de la Escuela N° 60 a Carlos Paz, se refirió al juicio por homicidio culposo que comenzó.
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 20:33

En diálogo con FM El Portal, Barrientos dijo que, al ser querellantes de la causa, siempre estuvieron detrás de la justicia para que comience el juicio, que finalmente dio inicio después de 11 meses de haberse producido el hecho: “Yo nunca en la vida voy a dejar sin hacer juicio a lo que pasó con mi hijo, fue una irresponsabilidad de los padres. Hasta el día de hoy extraño a mi hijo”, expresó.

“El viaje era de 9° año del Colegio 60. Estaba pendiente de él todo el tiempo. Yo no llamé todo el tiempo a mi hijo porque yo hablé con él cuando llegó a Córdoba y estaba bien. Los padres tienen la culpa, yo se lo encargué mucho a María Ajalla, que era maestra y mamá de una hija de la misma edad que mi hijo, la veía más responsable”, detalló.

“Con mi hijo hicimos un pacto. Le dije ‘lleva tu celular por cualquier cosa y yo me voy a comunicar con la señora Ayala’. Un día me manda un mensaje la señora diciéndome ‘que querés’, igual la seguí llamando. Me comuniqué un sábado y me dijo que Damián andaba bien, que participaba en todo. Según los testigos, el jueves se empezó a enfermar”, continuó explicando.

El juicio estuvo encabezado por Jorge Yance tendrá la resolución este lunes 16 de diciembre en la Cámara Oral de Río Gallegos. Alrededor de 50 testigos declararon en la causa durante los días 5 y 6 del mismo mes.

Como imputados bajo la caratula de “homicidio culposo” se encuentran Javier González, médico que atendió a Damián en Caleta Olivia, a Leonardo Rigazzi, coordinador de la empresa Chaltén que no se hizo presente por motivos de salud, y a Verónica Huenchecheo, María del Valle Ajalla, Mauro Alberto Bertagna y Pablo Daniel Arancibia, los cuatro padres que viajaron y que fueron declarados en rebeldía al no asistir al recinto.

“Yo tuve que llamar a algunos chicos y me dijeron lo que vivieron pero de boca de los padres no supe nada. Una mamá nunca quiere que sus hijos sufran”, enfatizó.