Comodoro: Investigan si hombre hallado con una herida en el pecho se quitó la vida

Los informes preliminares coinciden en que la herida punzocortante que le afectó el corazón es compatible con una autolesión. Se esperan los informes finales de la autopsia.
jueves, 25 de julio de 2019 · 17:46

El fiscal Héctor Iturrioz está a cargo de la investigación sobre las circunstancias de la muerte de José Pedro Cárdenas (48), un comerciante conocido por ser el dueño de la distribuidora de bebidas “Nelly”, quien el martes a la noche fue hallado sin vida en su camioneta, frente a la casa de su expareja Daiana Pérez, sobre quien tenía prohibición de acercamiento. El cuerpo presentaba una herida punzocortante en el pecho, de unos 15 centímetros, que le dañó el corazón. Al cierre de esta edición, Iturrioz aguardaba los informes del Cuerpo Médico Forense.

Cárdenas, que luego de trabajar varios años como albañil llegó a tener un comercio de distribución de bebidas alcohólicas, fue hallado sin vida el martes a las 22:41 por personal policial de la Seccional Cuarta. Estaba en el interior de una Toyota Prado, con una herida punzocortante en el pecho.

A las 22:30 el Centro Monitoreo había recibido un llamado de alguien que solicitaba presencia policial en Los Nogales y La Pinta. Quien se comunicó con la policía señalaba que Cárdenas estaba ocasionando disturbios en la casa de su expareja, Daiana Pérez, de 24 años. Cinco minutos después la mujer solicitó presencia policial. Relató que su expareja estaba ocasionando disturbios afuera de su vivienda y que tenía una orden judicial de prohibición de acercamiento a ella.

Según los informes policiales, a las 22:41 arribó el móvil 891 de la Seccional Cuarta a cargo del cabo primero César Coronel y el agente Ariel Mansilla, quienes constataron que afuera del domicilio de La Pinta 3.005 se encontraba una Toyota Prado -dominio JPK 944- con Cárdenas en el interior inconsciente y con una herida en el pecho. Se solicitó la presencia de una ambulancia que arribó a las 23 con un médico de apellido Mujica a cargo, quien constató el fallecimiento de Cárdenas.

Poco después se constituyó en el lugar personal de la Policía Científica y de la Brigada de Investigaciones, bajo la supervisión del jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi.

Según informaron las fuentes consultadas por El Patagónico, Daiana Pérez estaba en estado de shock cuando llegó la policía y pidió que Cárdenas se marchara, que se había lastimado frente a su puerta. Incluso habría llamado a las hijas de Cárdenas diciendo que él quería atentar contra su propia vida.

En un primer momento la Fiscalía dispuso la demora de Pérez mientras se determinaban las circunstancias. La demora de la mujer se prolongó prácticamente las 12 horas reglamentarias que tiene el Código Procesal Penal del Chubut bajo el artículo 215.

Finalmente ayer al mediodía, la mujer recuperó la libertad dispuesta por el fiscal Iturrioz ya que no había elementos de convicción suficientes para tenerla como sospechosa de algún delito. Es que con el correr de las horas, lo que parecía para muchos un homicidio, comenzó a virar hacia una hipótesis de suicidio.

Características de la lesión 

Según fuentes de la investigación, uno de los informes de un oficial ayudante de la Policía Científica daba cuenta de que la herida que tenía Cárdenas, de 15 centímetros de profundidad por 1,5 centímetro de ancho, presentaba un “retome”, característica de una autolesión.

La Policía Científica había secuestrado en el lugar un teléfono, un cuchillo de carnicero de seis centímetros de hoja, y un cuchillo tipo serrucho con manchas de sangre. Este último cuchillo será peritado en busca de comprobar la existencia ADN en su mango.

El fiscal Iturrioz esperaba al cierre de esta edición el informe final del Cuerpo Médico Forense en el que ya se había adelantado que la lesión que tenía Cárdenas era compatible con una autolesión. La total ausencia de defensa en las manos de la víctima, no le daban probabilidad a la Fiscalía de que haya sido un ataque o un enfrentamiento.

El testimonio de la mujer antes de ser demorada sostiene que Cárdenas se autolesionó frente a ella, con quien tenía un hijo. Relató que se autolesionó en la puerta de la vivienda y que caminó hasta el vehículo en donde se sentó.

Cuando llegó la Policía, la mujer les dijo que lo sacaran de ahí, porque tenía prohibición de acercamiento, pero Cárdenas ya estaba muerto. Al no haber testigos, por el momento, más que la propia expareja, la Fiscalía debe basarse solo en prueba científica, indicaron fuentes de la investigación.

Mientras tanto, Noelia Cárdenas, hija del fallecido, pidió ayer que se determinen las circunstancias de la muerte. Por su forma de ser, no cree que su padre se haya quitado la vida.

Fuente: El Patagónico