Caleta Olivia: Federico Corboul sería el autor del incendio donde murieron seis personas

Federico Héctor Corboul, se entregó ayer en la Comisaría Primera y quedó detenido a disposición de la Justicia.
domingo, 2 de febrero de 2020 · 13:44

Federico Héctor Corboul, de alrededor de 32 años, se entregó ayer en la Comisaría Primera de Caleta Olivia, ya que era intensamente buscado por la policía, a partir de una orden judicial, como sospechoso de haber provocado el incendio del viernes donde fallecieron seis personas.

Dos días antes Corboul habría amenazado en la calle a Maximiliano Alegre, copropietario junto a su hermanastro Pablo Ávalos de la casa incendiada. Lo habría amenazado que se la iba a prender fuego.

La amenaza habría estado motivada en una venganza, ya que una semana antes Corboul habría sido agredido con un arma blanca en esa vivienda asiduamente visitada por gente en situación de calle para dormir y compartir bebidas alcohólicas en reunieron que muchas veces, según los vecinos, derivaban en discusiones y peleas.

Fueron los propios hermanastros los que revelaron ayer esos detalles. Precisaron que el corte semi profundo que acusó Corboul a la altura del estómago se lo habría causado un hijo de Jorge Ariel Vásquez (42), quien fue una de las víctimas fatales del incendio.

Las otras personas fallecidas, cuyos cuerpos quedaron apenas reconocibles, fueron Javier Maradona (21), Federico González (25), Natalia Lorena Vidal (37) y los hijos de esta: Jonathan David Vidal (19) y Diego Escobar (20).

Maradona y González habían llegado a Caleta Olivia hace pocas semanas en búsqueda de trabajo, procedentes de Puerto Deseado, donde tiempo atrás habían residido también Natalia Vidal y sus hijos.

La mujer formó pareja con Maximiliano Alegre quien la albergó en la vivienda siniestrada pero esa relación comenzó a resquebrajarse hace poco más de un mes. Por esa razón, tenía previsto mudarse, según el relato que hizo a este medio el propio hombre, a quien inicialmente su hermanastro lo creyó muerto el viernes en el pavoroso incendio, pero a la hora del siniestro no se hallaba en la casa y apareció horas después.

Alegre contó que si bien él cumplía 44 años, no quiso participar del festejo que supuestamente le habían organizado esa madrugada y prefirió irse a la casa de un amigo, lo cual fue el motivo de la confusión que reinó en los primeros momentos.

A media mañana de ayer, Alegre ingresó a la vivienda abriéndose paso entre muebles, colchones, sillas y otros elementos destruidos por el fuego. Comprobó que las paredes habían resistido, pero el techo de chapa cedió en gran parte, por lo cual acordó con su hermanastro demoler la construcción por razones de seguridad.

En una de las habitaciones, donde el poder destructivo de las llamas no fue total, encontró en un placar ropa semi quemada y también un álbum de fotografías de Natalia y sus hijos.

Eso lo entristeció, mucho más que hallar los cuerpos sin vida de un perro de gran tamaño, de color marrón con manchas blancas y de una gata de color negro. Los animales no estaban quemados por lo cual murieron por intoxicados por el monóxido de carbono cuando se refugiaron en una esquina de la habitación.

También admitió que fue él quien suministró a la policía las identidades de los cadáveres de las personas, pero le costó reconocer a algunas porque sus cuerpos estaban muy calcinados.

El sospechoso

Al ser consultado respecto al sospechoso que se entregó en una comisaría, Alegre dijo -al igual que su hermanastro- que Corboul le habían prohibido volver a la casa “porque siempre armaba quilombo y se emborrachaba”.

“No tiene ocupación fija y por ahí limpia vidrios de autos y hace poco se peleó en esa casa con el hijo de ´Crema´ (apodo de Jorge Vásquez) quien le dio un puntazo en la panza, por eso hace dos o tres días me cruzó en la calle y me dijo que me iba a prender fuego la casa”, aseguró Alegre.

Los hermanastros presumen que fue Corboul quien arrojó por una ventana el artefacto incendiario que causó la tragedia, supuestamente una molotov. Se presume que recién el lunes será indagado por la magistrada Malena Totino, quien nuevamente se encuentra subrogando el Juzgado de Instrucción Penal N°1.

A la espera de que el sospechoso declare ante la jueza, los investigadores continúan analizando si su fisonomía coincide con el registro de captado por una cámara de video ubicada en las inmediaciones de la casa incendiada.

Además, la policía no destaca la existencia de más sospechosos, a partir de numerosas peleas que se registraron en esa casa y en sus cercanías con otros protagonistas. elpatagonico.net

Valorar noticia