Horror en Deseado: el juez desmintió que el detenido confesó el crimen

En conferencia de prensa el juez de la causa Oldemar Villa dijo a la prensa que el detenido de 24 años no pudo confesar el crimen ya que aún no se lo indagó. Aún resta una nueva rueda de reconocimiento que comenzará en instantes. Aclaró que pese a su condición mental (esquizofrenia), entiende lo que hace, por lo que no es considerado inimputable.
domingo, 23 de febrero de 2020 · 10:37

Durante esta madrugada, cuando finalizaron las primeras ruedas de reconocimiento, y luego de que María lograra reconocer a uno de sus atacantes, lo hizo por su fisionomía y por su voz, el juez de la causa, el doctor Oldemar Villa, recibió a la prensa en su despacho y brindó algunos detalles de lo ocurrido en la jornada de este sábado 22 de febrero.

Lo primero que hizo el juez fue desmentir lo publicado por un medio local que daba cuenta que el sujeto de 24 años, que fue identificado por la víctima, haya confesado el crimen. El juez dijo que esto no es posible ya que no habló ante la policía y de haberlo hecho no tiene validez judicial. Además, aún no se lo indagó y no se descarta que esta indagatoria pueda ser hoy o mañana lunes.

Las pruebas en contra

Más adelante el magistrado destacó que el detenido tiene 24 años y tiene todo tipo de antecedentes penales, pero no por homicidio. En su historia clínica y consta para la justicia su condición de esquizofrenia, aunque aclaró que entiende lo que hace, por lo que no es considerado como inimputable.

A este detenido se lo incrimina en la rueda de reconocimiento, y sería quién abusó sexualmente de María, mientras que el otro joven que esta aprehendido sería quien sostenía a la criatura. Pero esto aún no se confirmó dado que en estos momentos se estaría por iniciar la última rueda de reconocimiento.

Más adelante se conoció que el muchacho de 24 años tiene marcas defensivas en el brazo, aunque faltan las pruebas de ADN de las muestras que se extrajeron de las uñas de María.

Ayer se realizaron distintos allanamientos donde se secuestraron ropas con manchas que analizan si son de sangre. Pero aún no se pudo encontrar el arma blanca con la cual amenazaban al pequeño de 4 años y con la cual se le realizó un corte superficial en la zona de la garganta.

Perros claves

Finalmente, se conoció otro dato del allanamiento y que complica la situación de los sujetos. Es que en las viviendas en las que se realizaron los allanamientos llamó la atención la presencia de unos perros, que serían los mismos que un testigo observó en la zona del ataque. (El Diario Nuevo Día)

Valorar noticia