MST denunció que la Ley de hidrocarburos es “a medida de Chevron y las petroleras”

El MST- Nueva Izquierda denunció que la nueva Ley Nacional de Hidrocarburos que prepara el gobierno junto a la OFEPHI está “hecha a medida” de Chevron y es  “un nuevo capítulo de la entrega, saqueo y contaminación  de nuestros recursos naturales”.

lunes, 16 de junio de 2014 · 00:00

 

 El referente de esa fuerza, Emilio Poliak señaló que “El año pasado, Chevron le pidió a Cristina que le habilite la explotación de hidrocarburos no convencionales (shale oil y shale gas) mediante el uso del fracking contaminante. Ella le cumplió y firmó el Decreto 929/13, que permitió el acuerdo Chevron-YPF S.A. Como ese decreto es ilegal porque viola dos leyes nacionales y no pasó por el Congreso, en junio de 2013 el Diputado del MST Alejandro Bodart  junto al abogado ambientalista Enrique Viale presentaron la denuncia penal por la cual la jueza Servini de Cubría y la Cámara Federal resolvieron que se investigue a la presidenta. Ahora, como Chevron y todas las otras petroleras piden más “seguridad jurídica”, en un reconocimiento implícito de que con el decreto no alcanza, para encubrir el delito Cristina apura una nueva ley de hidrocarburos.”

 Poliak detalló que   “la nueva ley les amplía a las multinacionales petroleras todas las ventajas ya otorgadas a Chevron por el pacto con YPF. Entre otras cosas plantea que a los cinco años pueden exportar el 20% de su producción sin pagar ni un peso por retenciones y disponer libremente del 100% de las divisas obtenidas por exportación. Mientras el pacto con Chevron obligaba a “invertir” al menos mil millones de dólares, ahora lo reducen a 250 millones. Y si la producción no cubre las necesidades de abastecimiento interno, ese petróleo o gas que las empresas vendan en el país se les paga a precio internacional. Además, se conceden las áreas por 35 años prorrogables, rebajan o incluso anulan el pago de derechos para importar equipos y sólo ponen algunos “estándares mínimos” para el cuidado ambiental.”

Para Poliak “El discurso del gobierno kirchnerista de que sin estas medidas no habrá autoabastecimiento ni soberanía energética es un nuevo verso para encubrir una entrega similar a las realizadas en la década del ´90. Desde el MST- Nueva Izquierda planteamos que la única política soberana es anular el pacto YPF-Chevron, prohibir el fracking y  que el Estado tome en sus manos los recursos naturales poniéndolos bajo control social, e invierta en el desarrollo de energías alternativas renovables y no contaminantes, para defender los bienes comunes y el medio ambiente”