La fuerza “Unidad Ciudadana” se inscribió como nuevo partido provincial en Tierra del Fuego

Se formalizó la presentación ante el Juzgado Electoral, a través de una Mesa Promotora y presentando sus lineamientos de Acción Política. Aseguran que a nivel nacional se diseña un cronograma de lanzamientos en cada una de las provincias, con el objetivo de federalizar la marca.
lunes, 23 de julio de 2018 · 15:49

En el Juzgado Electoral de la Provincia de Tierra del Fuego, se procedió a la apertura del expediente 1318/2018, sobre reconocimiento como partido político provincial de “Unidad Ciudadana”, con el acompañamiento de acta de fundación, declaración de principios y bases de acción política.

La fuerza política que lidera a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner a nivel nacional y por la cual llegó a una banca como Senadora Nacional, se constituyó el pasado 5 de julio, en Ushuaia, a cargo de una Junta Promotora que está constituida por Mónica Valeria Aciar, Verónica Carolina Pacheco, Eva Cristina Mansilla Leiva, Cecilia Ivonne Peña, Daiana Geraldine Silva Lorenzo, Sebastián Iriarte y Gastón Eduardo Salazar.

En la inscripción ante el Juzgado Electoral, los apoderados ante la Justicia Electoral son Sebastián Iriarte y el doctor Francisco Javier Lerario.

Tal como lo obliga la ley en materia electoral, el nuevo partido acompaño, junto con el acta constitutiva su Base de Acción Política, entre las que se destacan:

-Promover acciones que erradiquen la violencia simbólica y verbal sobre la mujer, que sean complementarias a la ley de protección integral de las mujeres, sancionada en el año 2009.

-Impulsar la reforma política para incrementar la participación de la población en todos los niveles, tanto de selección de funcionarios políticos como de control de gestión. Impulsar la reforma del sistema electoral en pos de un mayor vínculo de representatividad y otorgar mayor transparencia al manejo y administración de los fondos partidarios.

-Propiciar la transformación del sistema educativa a fin de apuntar a la formación integral del ser humano y el mejoramiento de su calidad de vida mediante la educación permanente.

-Defender el hospital público, mediante una administración transparente a través de la descentralización y la autogestión, permitiendo que cada hospital instrumente y ejecute una política sanitaria zonal.

-La prestación de servicios públicos por parte de empresas privadas debe asegurar eficiencia, calidad y precios dignos para todos los sectores sociales, propendiendo a la conformación de sistemas de control eficaces.

Lanzamientos en el país

 Con el titular del Instituto Patria, Oscar Parrilli, como coordinador del armado político, el núcleo duro que rodea a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner diseña un cronograma de lanzamientos de Unidad Ciudadana en cada una de las provincias, con el objetivo de federalizar la marca y dotar de musculatura al frente opositor que buscará polarizar con Cambiemos en los sufragios del año que viene.

Con el Partido Justicialista nacional intervenido y a la espera de una resolución de la Justicia, el plan de Cristina Kirchner sería reeditar la ingeniería política que ensayó en las elecciones bonaerenses del año pasado con la creación del sello de Unidad Ciudadana, que prescindió del principal partido opositor como columna vertebral del frente y echó mano a los partidos químicamente K, como Nuevo Encuentro, Kolina, Partido de la Victoria y el Frente Grande.

Más allá de la inclusión o no del PJ nacional en el frente, que dependerá de factores ajenos a la voluntad de la ex presidenta, la decisión política ya está tomada: consolidar un espacio de centroizquierda “nacional y popular”, y desde allí tender puentes hacia los PJ provinciales, que en cada caso tendrán que resolver si juegan en un frente de oposición dura y sin dobleces al macrismo, o si se acoplan al esquema del “peronismo racional” que proponen Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey.

Sin quererlo, la estrategia de Cristina le da la razón al rionegrino, quien hace tiempo viene advirtiendo sobre la deriva centroizquierdista de la actual senadora, en una jugada discursiva que busca apropiarse simbólicamente del PJ y así arrastrar a los gobernadores a las arcas del “Peronismo Federal”.

Algunos gobernadores como Gildo Insfrán (Formosa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y, lógicamente, Alicia Kirchner (Santa Cruz), ya se mueven en la órbita del kirchnerismo, mientras que el tire y afloje se da respecto a los mandatarios Lucía Corpacci (Catamarca) y Carlos Verna (La Pampa), que al tiempo que hablan con Parrilli también coquetean con el Peronismo Federal.

Federalizar la marca

Finalizado el Mundial de Rusia, los tiempos electorales se adelantaron y por eso desde el Instituto Patria Parrilli comenzó a mover los hilos para acelerar el desembarco de Unidad Ciudadana en cada provincia, en el marco de una estrategia que cuenta con la venia de “La Jefa”, quien en estricto silencio monitorea los movimientos desde su refugio en El Calafate.

El ex secretario general de la Presidencia, mano derecha de Cristina, es la cabeza de un “task force” operativo que también integran los dirigentes nacionales Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), Diana Conti (Partido de la Victoria), Mario Secco (Frente Grande), Carlos Castagnetto (Kolina), Andrés “Cuervo” Larroque (La Cámpora) y Leopoldo Moreau (Movimiento Nacional Alfonsinista).

La mecánica es la siguiente: en cada lanzamiento provincial de Unidad Ciudadana este pelotón de dirigentes nacionales viaja a la ciudad en cuestión para rodear a los representantes locales y así darle volumen y visibilidad al desembarco.

El objetivo es sistematizar este método y repetirlo en el resto de las provincias argentinas.

El operativo tuvo su bautismo de fuego el 13 de mayo en Salta, donde el diputado nacional Sergio Leavy fue entronizado por aclamación como el candidato a gobernador del espacio.

La segunda etapa del itinerario fue el 29 de junio en Corrientes, otro distrito gobernado por fuerzas anti-K.

La próxima escala será el próximo viernes 3 de agosto en Córdoba, donde el kirchnerismo corre en desventaja ya que no integra el PJ gobernante ni tiene un candidato potente para competir por la gobernación: la terna se reduce a los ignotos diputados nacionales Pablo Carro de la CTA, Gabriela Estévez de la Cámpora, y el legislador provincial ligado al movimiento de Derechos Humanos Martín Fresneda. .

El plato fuerte será el plenario de la militancia “nacional y popular” del 11 de agosto en Ensenada, con Secco de anfitrión.

Todavía no se pulió la lista de asistentes, pero el orador de cierre del mitín sería el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.

Fuente: El Sureño (Río Grande)