Luego de los despidos, apareció Zeidán: “Los nombramientos fueron un acto jurídicamente válido”

El ex Interventor dijo que “los contratos que hoy se pretenden anular, fueron realizados y conformados metodológicamente como ha sido costumbre en YCRT”. Qué más argumentó en su extenso comunicado luego del despido de más de 400 empleados.
viernes, 21 de febrero de 2020 · 11:59

“Los nombramientos fueron un acto jurídicamente válido”, sostuvo el  ex Interventor de YCRT, Omar Zeidán  que apareció luego de la revocación de pases a planta  los más de 400 empleados del yacimiento en Río Turbio firmados por Aníbal Fernández.

Zeidán- que  firmó estos pases antes de su salida- sostuvo que “los sectores solicitaron personal para alcanzar los objetivos trazados en el plan de corto y mediano plazo, sobre todo en el sector mina, en virtud de las distintas planificaciones efectuadas”.

COMUNICADO de OMAR ZEIDÁN

En virtud de los acontecimientos que viven los trabajadores de YCRT, cuyos detalles son de público conocimiento, deseo llegar a la opinión pública enumerando puntos de vital importancia a fin de marcar las diferencias que creo existen y existieron en los procedimientos y las actitudes que personalmente tuve como Interventor de la empresa durante mi gestión y de quienes hoy deberían tener la responsabilidad de cuidar el factor humano, como única herramienta de transformación y crecimiento.

✓ Los nombramientos fueron un acto jurídicamente válido en el ejercicio pleno de mis funciones como interventor.

✓ El nuevo proceso productivo que lideré, requirió también la puesta en marcha del ramal ferroviario entre Río Turbio a Punta Loyola en sus 287 kilómetros de recorrido. No existía ninguna locomotora funcionando y las instalaciones del puerto estaban desmanteladas. También debimos poner en marcha la planta depuradora para poder obtener carbón térmico, fino, comercial, que es la única forma en que el mercado mundial del carbón lo compra; generando de ese modo las mejores condiciones para su exportación.

✓ Nunca en la historia del yacimiento se llamó a concurso de ingresos. El procedimiento fue solicitar currículum y a partir de allí seleccionar el personal. El pedido de acercar currículum fue público y mucho antes de las elecciones de las PASO. Se debió a la necesidades que surgían de la entrada en producción del nuevo Frente Largo 64 proyectada para mediados del mes de septiembre y de esa manera llegar a una producción de 1.800.000 toneladas de carbón bruto de mina a partir del año 2021.

✓ Los sectores solicitaron personal para alcanzar los objetivos trazados en el plan de corto y mediano plazo, sobre todo en el sector mina, en virtud de las distintas planificaciones efectuadas. A mediados del año 2018 comenzamos la extracción del carbón como hacía más de 15 años que no acontecía. la instalación de nuevos equipos mineros para aumentar la producción y realizar las impostergables tareas de Preparación Principal y Preparación Secundaria que garantizan la disponibilidad del carbón para su posterior extracción. Siempre teniendo en cuenta el cumplimiento a los contratos de venta de carbón y a la previsible futura demanda, ya que volvimos a poner al carbón de Río Turbio como OFERTA en el importantísimo mercado mundial del carbón, lo que nos permitiría tener ingresos genuinos, comenzar a disminuir el requerimiento de subsidios, hasta llegar al Plan de largo Plazo en que proyectamos la Sustentabilidad definitiva de YCRT.

✓ Nuestra administración respetó los más de 300 contratados que no eran de Planta Permanente de la gestión del FPV en el 2015, ninguno fue desafectado, pasándolos a planta permanente en función de la refuncionalización que realizamos de la Empresa que nos permitió comenzar a producir carbón en forma continua y segura. Esperamos que ahora se proceda de igual manera.

✓ Las organizaciones sindicales con paros y tomas en la empresa en las áreas administrativas, impidieron el normal desarrollo de este proceso exitoso, a pesar que en  nuestra gestión sufrimos paros políticos y tomas de la mina en más de un tercio del tiempo de nuestra que administramos, con un presupuesto de menos de la mitad en términos reales de la gestión del FPV en el 2015. Supimos poner la empresa en marcha, se logró resolver definitivamente un colapso casi total de la Red Troncal de Ventilación que ponía en riesgo la vida de los trabajadores que ingresaban a diario a interior de mina y por primera vez después de la tragedia del año 2004 se logró llevar empezar a sacar carbón en forma segura, lo que nos permitió a) exportar carbón; b) producir combustible para nuestra usina de 21 MW, la que comenzó a generar la energía que consumen los pueblos de Cuenca (Río Turbio y 28 de noviembre, Julia Dufour y Rospentek) a un costo del 35 % menor al de CAMMESA y generando importantes ingresos para YCRT según lo establecimos en convenio firmado con SPSE; c) implementar el plan calor con carbón grueso depurado, llegando en el marco de nuestra Responsabilidad Social Empresaria con el Plan Calor a los hogares más humildes de Santa Cruz. A pesar de tener más de un año de paros con un importante activismo sindical/político, pudimos lograrlo gracias al esfuerzo de los trabajadores.

✓ Las decisiones tomadas fueron dentro del marco de Responsabilidad Social de una empresa del Estado, la que es la única fuente laboral de la cuenca carbonífera y como tal, esas decisiones se tomaron dentro de la ley, en uso de facultades propias y de un plan de trabajos proyectados para disminuir los subsidios y encaminarnos hacia la Sustentabilidad.

✓ Entiendo que la nueva administración tiene una gran tarea por delante, la de seguir produciendo cada año en mayor cantidad, generar energía y venderle al mundo. Faltan realizar muchos cambios más en el proceso productivo que quedaron pendientes en YCRT, fundamentalmente en el de horas de trabajo por turno lográndolo sin interrupción todo el año, lo cual la llevaría a ser una verdadera Empresa Minera. Deseamos lo mejor para esta gestión, pero lamentamos la decisión que se toma en contra de mujeres y hombres de la Cuenca y Santa Cruz dispuestos a compartir los desafíos de YCRT hacia el futuro.

✓ Los contratos que hoy se pretenden anular, fueron realizados y conformados metodológicamente como ha sido costumbre en YCRT. Nuestra gestión no se apartó del procedimiento que en épocas anteriores, el mismo oficialismo de hoy, aplicó con resultados similares.

✓ Por otra parte, el sector político que parece asombrarse por los ingresos operados en  nuestra gestión, en función de las necesidades del yacimiento y la proyección productiva trazada, olvida, no recuerda u omite, que fueron quienes en la década del ´90, cuando desde el gobierno nacional le concesionaron YCRT a Sergio Taselli y le dieron en  explotación a la empresa Tur Bener la usina de 21 Mg, retiraron a 1.400 personas en condiciones irreconciliables con el derecho que le asiste a un trabajador argentino . Allí, sin embargo, muchos de los mismos actores sindicales que participaron de aquella decisión, son lo que callan y convalidan esta otra decisión que acaban de tomar hoy en la empresa. Entonces, nada importó; contrariamente, hoy, se adoptan medidas absolutamente arbitrarias y de profundo tinte político, perjudicando sustancialmente a familias (hombres y mujeres) en su mayoría de la cuenca carbonífera a las cuales, en los discursos del oficialismo, parecieran defener, pero en la acción claramente se contradicen.

✓ Cuando Sergio Taselli dejó YCRT la entregó desguazada, vaciada y prácticamente en condiciones de cierre. Nosotros, en el tiempo que nos tocó gestionar, logramos mantenerla dentro de la órbita del Estado argentino, comenzamos a producir y pusimos en valor la mina y el puerto como polo de desarrollo de la provincia. De los 2.979 agentes con que la recibimos la entregamos con 2.680. Si bien es cierto que se despidieron 79 trabajadores, los motivos estaban largamente justificadas por indiciplina y ausencias sin aviso.

✓ Los 500 agentes que se acogieron al retiro voluntario en nuestra gestión, fueron indemnizados y reconocidos en sus servicios y la primera medida que tomé, fue pasar a planta permanente a más de 300 contratados que recibimos de la gestión anterior los cuales ingresaron pocos días antes de terminar la adminsitración del interventor kirchnerista. Sin embargo, la primera medida que toma ésta gestión krichnerista, es despedir a 420 trabajadores de planta permanente.

✓ La diferencia entre el proceder de uno y otro, es absoluta y diametralmente opuesta, no solo desde lo jurídico, sino desde lo ético y humano.

7
6

Otras Noticias