Soloaga:” Hay una independencia robada y una Patria humillada"

La embanderada Plaza Compadres de la Independencia de Cañadón Seco fue escenario este mediodía del acto evocativo a la histórica gesta del 9 de Julio de 1816, el cual fue ensamblado por algunos minutos, mediante el sistema conectividad Zoom con la ceremonia central provincial que presidiera la gobernadora Alicia Kirchner.
jueves, 9 de julio de 2020 · 20:07

En Cañadón también hubo una caravana “patriótica, revolucionaria e independentista” protagonizada por un autobomba de la Unidad 18va. de Bomberos, de toda la flota que conforma el parque automotor de la Comisión de Fomento y automóviles particulares de vecinos que recorrieron las principales calles accionando sirenas y bocinas, quienes permanecieron en sus vehículos cumpliendo con protocolo covid 19.

SAQUEO A LA PATRIA

El jefe de la comuna, Jorge Soloaga, fue único orador del acto que comenzó con el izamiento de los pabellones Nacional y Provincial, señalando en principio que, “hay una independencia robada en los jardines de los traidores a la Patria, aún no puede decirse que éste fuera un día de felicidad cuando en el país hay miles de niños que sufren hambre, madres que lloran porque no pueden siquiera ofrecerles el pan y trabajadores que no saben cuándo volverán a recuperar sus fuentes laborales”.

Fundamentó su apreciación al señalar que ello es hoy el resultado de un saqueo a la patria por legado de un gobierno que endeudó al país por cien años, en clara alusión al de Mauricio Macri.

Resaltó que incluso antes de esa gestión, a lo largo de la historia hubo gobiernos “que fugaron el esfuerzo de los argentinos” representados “por personajes que han humillado la Bandera celeste blanca” consagrada por los próceres de la Independencia.

En tal sentido tildó a esos personajes saqueadores, cipayos y traidores que pusieron de rodillas al país sin sentimiento de independencia “entregando a la Argentina a su historia”.

Asimismo, consideró que “quienes hoy tenemos responsabilidades institucionales tenemos que pedir perdón por no poner un grito de rebeldía frente a tamañas injusticias que ha vivido nuestra tierra”.

Reprochó también que muchas veces la historia de la Argentina se leyó “desde las páginas de un Billiken” y se desconoce lo que verdaderamente ocurrió ya que la historia se tergiversó con mentiras a partir del 3 de febrero de 1853 cuando en la batalla de Caseros los vendepatria “derrotaron a una Argentina que quería ser libre, soberana, federal e independiente” e incluso degollando a caudillos que lucharon por el federalismo y la independencia.

SUCEDANEOS DE CIPAYOS

Luego rememoró otros acontecimientos que se dieron en tiempos cercanos cuando sucedáneos de aquellos cipayos referentes de intereses internacionales, fusilando argentinos, ametrallaron desde los aviones negros de la oligarquía a cuentos de argentinos en la Plaza de Mayo y más tarde hicieron desparecer a treinta mil argentinos durante la última dictadura militar.

En el epílogo de su alocución, rememoró la frase de un poeta que dijo que hay un pueblo que espera justicia y dignidad, añadiendo que “en este día histórico de los argentinos bien nacidos, de aquellos que piensan en una Argentina libre y justa, nos queda gritar a pecho abierto: Viva la Patria”.