Tita Print, la cantante cumbiera que se presenta este viernes en Río Turbio

La cantante y compositora cumbiera Tita Print vuelve a los escenarios después de más de un año sin poder tocar producto del freno total que tuvo la actividad musical en el marco de la pandemia por COVID-19.
jueves, 2 de diciembre de 2021 · 08:23

Con una nueva formación musical cumbiera pero con fuertes influencias de la salsa, Tita regresa a los escenarios con el keytar en una mano y el acordeón en la otra. Acompañada de timbales, congas, dos guitarras, bajo, guiro y bailarinas, la cumbiera de Mataderos atraviesa un buen momento en su carrera artística. Después de haber editado y lanzado su tercer disco "Ser Dama No Es Gratis", grabado por mujeres y disidencias bajo el sello Goza Records, empieza a cocinar lo que se viene.

Mientras tanto, desde septiembre de este año Tita está girando por distintas provincias argentinas. Primero Río Negro, en donde brindó un show con motivo del aniversario de la ciudad de General Roca, luego siguió por Santa Clara, Mar Chiquita. En octubre participó del Ciclo Artivistas en el CCK, una producción que estará disponible al público en 2022 y será transmitida por Canal Encuentro.

Durante noviembre hizo presentaciones en Parque Patricios (CABA) y La Plata. Luego continuó por Morón, Tecnópolis, San Martín y Gualeguaychú.

En diciembre recorrerá Santa Cruz, donde brindará un show el viernes 3 con motivo de la víspera del 79º aniversario de la ciudad de Río Turbio en el marco del Festival “Argentina Florece”. Luego se presentará el 11 de diciembre en el CCK en el ciclo #AstorXNosotras, un homenaje a Astor Piazzolla que estará a cargo de cantantes mujeres que interpretarán una parte de su repertorio tanguero, y finalizará su gira nacional en la ciudad de Victorica, La Pampa el 18 de diciembre.

QUIÉN ES TITA PRINT

Tita es Maira Jalil, pero todxs le dicen Tita. Tita nació hija de un cumbiero de ley en los barrios con asentamiento boliviano, del bajo flores y Mataderos, allí donde la cumbia norteña suena como la música que va teloneando la vida. La cumbia se cantaba de camino al jardín y se bailaba en el piso de tierra de las familias bolivianas de enfrente.

La historia de Tita y el keytar es, a la vez, una historia rota con el piano. El primero: un piano rojo furia entrado por el balcón la Noche de Reyes. Al cabo de un tiempo, su papá se lo pidió para empeñarlo y pagar una deuda: no lo recuperó. El segundo: un piano con el arpa rota. Entonces Tita estudiaba con un compañero ciego que tenía su piano en el lugar más oscuro de la casa. Finalmente, como ella también había empezado a perder un porcentaje de la vista y le costaba leer las partituras, se pasó a canto.

Hubo un tiempo en que la vida de Tita fue un infierno de cartas documento, citaciones, declaraciones y firmas. Y entre todo el tiempo perdido en despachos todavía tenía que ser

madre soltera y trabajadora. Leyó tantas veces su nombre en la justicia que Maira pasó a ser una extraña. Un babalao de la religión yoruba, casi presagiando lo que se vendría, le sentenció una muerte por contexto: el afuera se pondría tan hostil que no podría soportarlo. Y le dijo también que para sobrevivir debía encontrar un lugar donde guardar un manojo de sus tesoros más preciados. Así nació Tita Print.

Con su proyecto solista recorrió los más diversos escenarios, girando por todo el país. En 2015 fue a representar a la cumbia argentina en el kilómetro 0 de la cumbia: Colombia. Editó 3 discos: Encuéntrate (2015), Gladiadora (2019) y Ser Dama No Es Gratis (2021). Aunque en su otra vida ya había grabado al menos 10 discos más con otros proyectos. Como respuesta a la pandemia, un streaming y como actitud ante la vida: la cumbia. Cuando arrancó le decían la Flor de la cumbia, después la gladiadora y ahora simplemente “Tita”, Tita de Mataderos.

Más de