Desde la Red Ecosocialista le dicen no a las represas sobre el río Santa Cruz

El viernes 2 de octubre por la tarde se realizó de manera virtual la Audiencia Pública para evaluar la ampliación de la capacidad de transporte de la energía que generarían las represas hasta el Sistema Argentino de Interconexión (SADI).
jueves, 8 de octubre de 2020 · 20:29

Convocada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), junto con organizaciones ambientalistas y anti extractivistas, desde la Red Ecosocialista "decidimos participar en este espacio para manifestar, una vez más, nuestra posición en contra de las represas, nuestros cuestionamientos al mecanismo de audiencias públicas y proponer alternativas", explicaron en un comunicado de prensa.

Para el ENRE "era un trámite más, como fueron las audiencias públicas anteriores de las represas en diciembre de 2015 y julio de 2017, en las que siempre participamos para llevar la voz de la Red Ecosocialista y del MST. Para nosotros y para el conjunto de organizaciones fue una nueva batalla en la resistencia al extractivismo y el saqueo y contaminación de nuestros territorios, al igual que las que libramos contra las megamineras en Mendoza, Chubut y contra las granjas de cerdos chinas y los incendios en medio país".

De los más de cincuenta oradores, "tan solo uno, que no se había inscripto, se manifestó a favor de las represas y otro tuvo una posición neutral, la gran mayoría nos manifestamos en contra y fue un resultado con un NO contundente, Una goleada!", comunicaron.

Su posición

Desde la Red Ecosocialista "expresamos nuestra oposición con argumentos, preguntas y propusimos alternativas:

1. Este tipo de audiencias públicas no son democráticas porque no son vinculantes y porque no hay condiciones de incidir en las decisiones. Esta audiencia fue aún más antidemocrática, ya que al ser virtual, solo tuvieron posibilidad de manifestarse quienes tuvieran acceso a internet y en algunos casos usando datos desde los celulares. Dos argumentos de peso si el interés es en serio escuchar a los afectados, sea cual sea el objeto en debate.

2. Tampoco son vinculantes los mecanismos previstos desde la Organización Internacional del Trabajo y el Convenio 169, ratificado por Argentina, respecto al derecho a la consulta previa e informada por parte de los pueblos indígenas. Varios miembros de las comunidades participaron en la audiencia pública por las represas realizada en 2017 y tanto el gobierno como las empresas a cargo de construir las represas intentaron ilegalmente reemplazar esta consulta previa tomando en cuenta sólo esta participación en la audiencia. Por esta razón, desde las comunidades tampoco participaron en esta audiencia del tendido. Nuevamente, otro argumento de peso para anular esta audiencia, por antidemocrática y por excluyente.

3. Aunque se trata de un proyecto en sí mismo, este tendido es componente del megaproyecto general que consiste en dos represas, el tendido eléctrico entre las dos y el SADI y el tendido para el transporte de la energía desde la planta transformadora de Comandante Piedra Buena hasta los centros de consumo, al norte de Bahía Blanca. Técnicamente es un único proyecto y las audiencias debieran haberse hecho por el conjunto. Todavía no está siquiera proyectado el tendido hacia el norte, que implicará un estudio de impacto particular y audiencias públicas en las provincias de Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Buenos Aires. Igual que con las represas, el estudio de impacto es incompleto y contiene numerosos errores. Nosotros llamamos la atención en particular de la falta de estudios serios con respecto a los riesgos sísmicos. Si en relación a las represas se tomó como dato la estación del INPRES de Ushuaia, a más de 600km de las represas, en este caso se usó… ¡un mapa! El año pasado ya hubo problemas de estabilidad de taludes en la zona de cierre de Cóndor Cliff. Esto obligó a suspender la construcción y proyectar cambios en el proyecto. Faltan estudios serios, en terreno.

4. Además de este cuestionamiento técnico, acompañado por otros oradores, hicimos la siguiente pregunta: Si no está previsto el transporte de la energía a los grandes centros de consumo y si no hay industrias en Santa Cruz, ¿para quiénes va a ser la energía que se genere? La respuesta es casi evidente: para abastecer las demandas de energía de las megamineras y del fracking, más explotación de agua, más aportes de gases invernadero que agravan el calentamiento global, menos agua para los pueblos y nuevos saqueos.

Estas audiencias públicas "son una mera fachada, es necesario reemplazarlas por una verdadera Consulta Popular vinculante con plena participación, debate y acceso a la información de todos los sectores, acompañado de procesos asamblearios donde el pueblo y los trabajadores planifiquemos y decidamos qué hacer en nuestros territorios".

"Denunciamos que desde el establecimiento de la cuarentena el gobierno nacional y acompañado por todos los gobernadores declararon como actividades esenciales a las extractivistas, saqueadoras y contaminantes: represas, mineras, gas y petróleo convencionales y por fracking".

"Denunciamos también la extorsión que los gobiernos y los capitalistas imponen sobre los trabajadores, con el argumento de la oferta de trabajo. Sostenemos que se pueden generar fuentes de empleo y al mismo tiempo preservar la salud de los trabajadores y que para eso, hay que desmantelar las represas, salir del extractivismo y avanzar en dos planes: uno de mejora de equipamientos de salud, educación, espacios públicos, con un fuerte plan de construcción de viviendas, para resolver de una vez el problema habitacional. Y un plan para desarrollo de energías alternativas, no contaminantes, con participación de comunidades y universidades. ¡Eso es lo esencial y genera muchos más puestos de trabajo"!

"La realidad de nuestra provincia, con corporaciones cada vez más ricas y un pueblo cada vez más pobre da muestras de que el modelo extractivista impulsado por el gobierno no beneficia al pueblo trabajador".

"Vamos a acompañar con estas propuestas todos los reclamos que se inicien por las vías de esta justicia limitada y de los poderosos, pero sobre todo llamamos a estar alertas y manifestarnos por la defensa del agua y el territorio. Por estas razones, para frenar el avance del modelo extractivista, saqueador y contaminador llamamos a las organizaciones sociales, comunidades indígenas y grupos ambientalistas a poner en pie una gran asamblea provincial por el agua y el territorio, para coordinar acciones y para estudiar alternativas verdaderamente sustentables", expresa el comunicado de prensa emitido por la Red Ecosocialista de Santa Cruz – MST en el Frente de Izquierda Unidad.