Tierra del Fuego con más 60 mil personas debajo de la línea de pobreza según el INDEC

Tierra del Fuego es la segunda provincia de la Patagonia con más pobres, según el INDEC, en el conglomerado Ushuaia-Río Grande, alcanzó el 36% de la población, esto es un total de 60.488 personas, lo cual la ubica como la segunda provincia de la Región Patagónica con más pobres por detrás del conglomerado Neuquén-Plottier que tiene 127.387 personas en la pobreza (41% de la población).
lunes, 1 de noviembre de 2021 · 11:32

 

Los datos se desprenden del informe de la incidencia de la pobreza y la indigencia correspondiente al primer semestre de éste año, el cual indica que en la Patagonia un 34,6% de la población es pobre (369.610 personas) y un 5,9% está por debajo de la línea de la indigencia (63.439 personas). 

En el relevamiento, los datos de la pobreza por conglomerados, son los siguientes: Comodoro Rivadavia-Rada Tilly hay 14.567 hogares y 57.397 personas; Neuquén-Plottier 32.392 hogares y 127.387 personas; Río Gallegos 10.896 hogares y 43.150 personas; Ushuaia-Río Grande 15.182 hogares 60.488 personas; Rawson-Trelew 13.667 hogares y 52.067 personas; Viedma-Carmen de Patagones 7.587 hogares y 29.121 personas. 

En cuanto a los datos de la indigencia, por conglomerados, el relevamiento arrojó las siguientes cifras: Comodoro Rivadavia-Rada Tilly hay 2.153 hogares y 6.986 personas; Neuquén-Plottier 7.562 hogares y 30.423 personas; Río Gallegos 1.725 hogares y 6.714 personas; Ushuaia-Río Grande 1.851 hogares 7.107 personas; Rawson-Trelew 2.136 hogares y 8.155 personas; Viedma-Carmen de Patagones 1.096 hogares y 4.054 personas. 

Desde el INDEC se aclaró que en la medición de la pobreza, la información que se difunde está producida con la metodología de cálculo de la pobreza que se ha estado utilizando desde 1992, es decir, con una valorización de la canasta básica alimentaria (CBA) y de la canasta básica total (CBT) comparada con los ingresos de los hogares relevados por la EPH. 

En cuanto al concepto de línea de indigencia, procura establecer si los hogares cuentan con ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas. De esta manera, los hogares que no superan ese umbral o línea son considerados indigentes. 

 

Crónicas Fueguinas