Agredieron a brigadistas que les pidieron a acampantes apagar fogones que no estaban habilitados

“La mayoría nos decía que no somos quiénes para apagar el fuego. Recibimos todo tipo de insultos”, reconoció uno de los brigadistas sobre las agresiones que recibieron cuando fueron a pedirle a la gente que no realicen fogones en zonas de bosque donde no está autorizado. Ocurrió en Bariloche.
martes, 9 de febrero de 2021 · 09:55

Un grupo de brigadistas de  Bariloche recibió una innumerable cantidad de insultos por parte de familias jóvenes y grupos de amigos, ante la recomendación de que apagaran los fogones porque no estaban autorizados. Ocurrió este fin de semana en Villa Los Coihues. 

La medida de prevención busca evitar nuevos focos a los que ya se encuentran activos en Cuesta del Ternero, con más de 7 mil hectáreas arrasadas y casas de pobladores en peligro inminente por el avance del fuego.

Orlando Báez, coordinador del Servicio Provincial de Prevención y Lucha Contra Incendios Forestales (SPLIF),  relató que los brigadistas se acercaron el sábado por la tarde a una zona de acampe tras varias denuncias por presencia de fogatas en el sector. “El personal se acercó a la zona para hacer la recomendación y apagar algunas fogatas. Pero hubo jóvenes que intentaron agredir, quitaron las herramientas a los muchachos y hasta atravesaron un auto para impedir el paso del móvil”, relató.

Ante el ilógico reaccionar , los brigadistas debieron solicitar la  presencia de la Policía de Río Negro, Gendarmería y la Secretaría de Protección Civil. “En ese sector está prohibido acampar y hacer fuego. Pero encontramos hasta 11 fogatas desde la hostería El Retorno hasta la rotonda de Virgen de las Nieves”, detalló a el Diario de Río Negro. 

Lamentó que muchos de los jóvenes que estaban en el lugar estaban bajo los efectos del alcohol y con la ayuda de la policía, junto a Gendarmería se procedió a levantar los campamentos, para evitar que vuelvan a armar fogatas en el lugar. 

“La mayoría nos decía que toda la vida han acampado ahí, que han hecho fuego y que no somos quiénes para apagar el fuego. Recibimos todo tipo de insultos”, reconoció Báez.