Incendios en la cordillera patagónica: la lluvia aplacó las llamas, pero los focos aún siguen activos

Así lo informaron los responsables de Defensa Civil de la provincia de Chubut y de la Municipalidad de Lago Puelo. Las localidades de la Comarca Andina siguen sin servicio de electricidad y agua potable.
jueves, 11 de marzo de 2021 · 15:16

La lluvia que cayó a partir de la madrugada del martes se transformó en una señal de esperanza. El agua precipitada durante la jornada aplacó la furia del fuego que devastó gran parte de la Comarca Andina Paralelo 42 y dejó cientos de familias damnificadas. Sin embargo, el fuego aún no está apagado.

Está en silencio. Agazapado. Por eso, los brigadistas trabajarán mañana jueves en todos los focos activos para evitar que si mejoran las condiciones climáticas, el fuego no se reactive.

“Es un incendio activo, con un comportamiento muy bajo”, explicó el director provincial de Defensa Civil del Gobierno de Chubut, José Mazzei. Dijo que los incendios en Lago Puelo y El Hoyo estaban activos “con poca actividad”.

El director de Defensa Civil de la Municipalidad de Lago Puelo, Julián Cayun, informó en la noche del miércoles que el incendio interfase “urbano forestal, que se mezcla el bosque con las viviendas, se encuentra contenido y en procedimiento de extinción”.

“Hoy siguió lloviendo en la zona. Eso ayudó mucho y hay algunas focos dentro del área quemada que son de raíces de árboles muy grandes que quedan ardiendo y la idea mañana (por hoy) es tratar de extinguirlos”, explicó Cayun.

Dijo que la idea es hoy “trabajar bien sobre la periferia para poder controlar que no se escapen de ahí y que no tengamos algún otro incidente. Mañana (hoy) levantan las temperaturas y habrá presencia de viento”.

El incendio interfase comenzó el martes a las 16 en el sector Las Golondrinas de Lago Puelo y en minutos se expandió y arrasó con viviendas, autos y propiedades. Pocos minutos después, se originó otro incendio en cerro Radal. En menos de tres horas se había desatado en la zona una tormenta de fuego que avanzó hacia El Hoyo. Al mismo tiempo, brigadistas, bomberos y vecinos luchaban en Cholila para detener al avance de otro incendio que amenazaba unos barrios. Mientras que otro incendio se dirigía ese martes por la tarde hacia El Maitén destruyendo todo a su paso.

Cayun contó que en Lago Puelo había llovido este miércoles hasta las 14. “Cayeron casi 10 milímetros. Si hubiera superado eso, nos habría dado la garantía que iban a quedar muy pocos focos secundarios más que nada subterráneos”, informó.

Dijo que “en este momento, hay una llovizna. Se prevé mejoría del tiempo con presencia de viento y eso para nosotros significa que el material fino en combustión, todo lo que es vegetación fina del bosque va a perder rápidamente esta humedad”.

“Por eso, se prevé mañana jueves tratar de extinguir todos estos focos que van quedando dándole mucha importancia a los que están más cercanos a la periferia, a la circunscripción del incendio”, afirmó Cayun.

Dijo que en la localidad y la zona siguen sin servicio de electricidad por los daños que el fuego causó a las líneas de energía. Tampoco hay servicio de agua potable porque las bombas que extraen agua se paralizaron por falta de energía. Y la señal de telefonía móvil en los sectores de los incendios es débil y tampoco hay internet.

Todavía hay algunas personas evacuadas en el gimnasio municipal de Lago Puelo, pero la mayoría de los que sufrieron la pérdida de sus hogares fueron alojados por familiares y vecinos solidarios.

Fuente: Diario Río Negro