Un sujeto robó bebidas y lo redujo el propio comerciante, fue detenido

El ilícito en el comercio se produjo sobre calle Almirante Brown al 1200 de Puerto Deseado. Las actuaciones estuvieron a cargo del personal de la División Comisaría de esa ciudad.
martes, 17 de noviembre de 2020 · 23:02

Alrededor de la hora 12:00, se solicitó la presencia de personal policial en un negocio llamado Pollería y Almacén Don Mateo. Al concurrir un móvil de la Comisaría, advierten que a pocos metros del local, dos personas tenían reducido a un individuo.

Santa Cruz en el Mundo logró conversar con el dueño del comercio quien gentilmente relató lo sucedido. “Eran casi las doce, cuando ingresó al negocio un muchacho sin barbijo, situación incómoda para nosotros pero que debemos respetar ya que así lo ha impuesto la municipalidad. En consecuencia le pido que por favor se coloque el barbijo y me responde que no se lo quería poner y se acercó a la heladera sacando algunas bebidas, mientras le explicaba que me iban a hacer una multa él insistía que no se lo iba a colocar, entonces le dije que no le podía vender nada a lo que respondió que no lo iba a pagar y de repente se retiró para abordar su vehículo (Dodge Journey, de color rojo), que estaba en la puerta del comercio. 

En ese momento pensé que era una joda, es la primera vez que nos pasa, no fue una persona violenta, sólo se llevó las bebidas, y se quería ir, ahí fue que reaccioné y atrás mío mi hermano y lo alcanzamos a bajar de la camioneta. En ese momento lo único que me interesaba era que me pague o recuperar mis cosas, forcejeamos hasta que lo reducimos y después a un vecino le pedí que llamara a la policía”. El sujeto se había llevado una Coca Ligth y dos latas de Speed, que obviamente terminó devolviendo al dueño del local.

Se pudo saber que el individuo está internado en el hospital fue atendido por un cuadro psiquiátrico, ya que habría presentado un brote psicótico.
Como detalle de lo ocurrido, se trataría de un marinero que habría terminado de navegar a fin del mes de octubre quedando en aislamiento preventivo, porque un compañero de tripulación era COVID 19 y al hacerse presente en el negocio rompió ese aislamiento.
Al llegar la policía al local, y a sabiendas de esa situación, se lo llevaron en ambulancia haciéndole nuevamente el hisopado, el cual dio negativo. Luego quedó aprehendido en la Comisaría y por orden judicial, cumplidas las horas legales recuperó la libertad, para lo cual previamente debió fijar domicilio a disposición de la Justicia.