Cayó el joven que mató a la suegra y le dejó un cuchillo clavado en la espalda

Se trata de Brian Chazarreta, era buscado por matar a su suegra de varias puñaladas en el Parque Agroforestal. La Policía lo acorraló esta mañana en una vivienda de la calle Villarino. Se clavó un cuchillo en la panza y fue trasladado al Hospital.
miércoles, 20 de octubre de 2021 · 12:14

En horas de la mañana, la Policía ubicó a Braian Chazarreta. El joven de 24 años era intensamente buscado por haber matado a su suegra, Gladys Medina.

El violento episodio la sorprendió en su modesta casa del barrio Parque Agroforestal, durante la madrugada de este miércoles. Fue brutalmente acuchillada en el abdomen y tiene otras heridas en su cuerpo que la Policía no ha revelado. Tras el ataque, el asesino de 24 años llamó a un amigo y le manifestó su intención de quitarse la vida.

Cerca del mediodía la Policía lo encontró en un domicilio ubicado en la calle Villarino de la ciudad portuaria. Se había clavado un cuchillo en la panza y fue trasladado de inmediato al Hospital.

El crimen

El hecho se produjo el miércoles, minutos después de las 1 de la mañana, cuando el atacante llegó a la casa de la mamá de su pareja, en un asentamiento de viviendas precarias, en proximidades al Polígono de Tiro, llamado Parque Agroforestal, y por motivos que aún se investigan comenzaron a discutir.

En el fragor de la disputa verbal, el hombre tomó un cuchillo y la apuñaló varias veces en la zona frontal del torso. Tras este episodio, el joven de 24 años escapó, no sin antes dejar el cuchillo clavado en la espalda de la mujer.

La víctima tenía 60 años y fue identificada como “Gladys Antonia Medina”, por el director de Seguridad de la provincia de Chubut, Paulino Gómez. Se supo que se dedicada a la crianza de gallinas en una casa precaria que compartía con una adolescente que no se encontraba en el lugar en el momento del hecho. “Quizá este joven aprovechó la soledad de la víctima para acabar con su vida”, agregó el Comisario en comunicación con Cadena Tiempo.

Durante la mañana la fiscalía de Puerto Madryn había circulado una foto del hombre buscado. Chazarreta mide 1,60 y tiene tatuado una cruz en el cuello, un león en la mano izquierda y mitad del brazo derecho.

De acuerdo a los primeros datos, luego de matar a su suegra, llamó a un amigo y tras contarle lo que había hecho manifestó que quería quitarse la vida. Ahora el rastro del responsable es buscado intensamente por la Policía en inmediaciones a su domicilio del barrio Pujol 1 y en distintas partes de la ciudad.

“Había antecedentes de denuncias por violencia de género”

Sobre lo ocurrido, Paulino Gómez explicó que esa misma noche, la pareja del asesino lo había denunciado por violencia de género en la Comisaría y este habría sido el motivo que generó la discusión con su suegra.

 

Diario Jornada