Llega a juicio un dentista acusado de violar a una paciente

Es en Río Negro, donde el juicio se realizará en las próximas semanas. Hasta tanto, el acusado seguirá con prisión domiciliaria por sufrir afecciones psiquiátricas.
lunes, 4 de octubre de 2021 · 13:43

En las próximas semanas tendrá lugar el juicio en el cual fiscalía y querella acusarán a un odontólogo de Cipolletti, Río Negro, por el delito de violación que habría cometido mientras atendía a una paciente. Intervendrá un tribunal de colegiado de jueces profesionales.

El hecho que se imputa al profesional de la salud habría ocurrido el 18 de noviembre del año pasado cuando el acusado, mientras atendía en su consultorio privado, aprovechó del marco de la atención para abusar sexualmente de la mujer. Al advertir la situación, la mujer se retiró del consultorio y pidió ayuda a los presentes, momentos en los que el acusado intentó disuadirla para que no diera aviso a nadie más.

En ese momento el hombre escapó a bordo de una camioneta siendo detenido por la Policía en cercanías de calles O'Higgins y Ruta 151.

La calificación legal del caso es abuso sexual con acceso carnal y en caso de ser declarado culpable por este delito se impondría al acusado penas que indefectiblemente serían de cumplimiento efectivo. Teniendo en cuenta el monto de la pena a imponer, el Ministerio Público Fiscal solicitó la intervención de un tribunal colegiado, integrado por tres jueces profesionales.

Cabe señalar que contra el acusado se radicaron dos denuncias más por otros hechos de abusos sexuales cometidos en el marco de consultas odontológicas. En esos casos se investigan los delitos de abuso sexual simple.

Al juicio fueron citados para prestar declaración por parte de la fiscalía más de dos decenas de testigos entre los que se destacan las declaraciones de la víctima del hecho, de los policías que intervinieron en la detención y los trabajos realizados en el consultorio. También se expondrán los trabajos de peritos que trabajaron en las áreas psicológicas, en los registros de llamadas telefónicas y en la recuperación de las cámaras de seguridad del edificio donde funcionaba el consultorio.

La defensa también ofreció más de veinte testigos entre los que se pueden mencionar familiares del acusado, allegados al mismo en su ámbito laboral y el portero del edifico donde habría tenido lugar el hecho, entre otros.

Tras la audiencia de control de acusación, el juez de juicio que intervino en la misma dispuso el auto de apertura a juicio. A partir de ahora, se prevé que la audiencia de inicio de debate sea fijada en un plazo no mayor a dos meses.

El acusado permanece en prisión de tipo domiciliaria toda vez que su defensa argumentó que el mismo sufre afecciones psiquiátricas que le impiden cumplir con la prisión preventiva en un establecimiento de ejecución penal. Para sostenerlo aportó dictámenes de distintos profesionales de la salud que abonaron su postura.

Fuente: El Patagónico (Comodoro Rivadavia)