En Comodoro asesinaron a puñaladas a una conocida locutora, docente y madre de dos hijas

Un hombre la mató de dos puñaladas en pleno centro de Comodoro, y luego amenazó con suicidarse.
sábado, 6 de noviembre de 2021 · 09:18

Claudia Daniela Velasco había cumplido los 53 años el 25 de octubre pasado. Era docente, locutora y profesora de lengua. Vivía en Ciudadela (Comodoro Rivadavia), y tenía dos hijas. Este viernes 5 de noviembre, cerca de las 14:30 horas, la mató un hombre de dos puñaladas.

Miguel Ángel Asencio tiene 63 años. La esperó cerca del Colegio Perito Moreno, donde ella trabajaba. Se le fue encima y la atacó. Llevaba un cuchillo, y estaba decidido a terminar con su vida.

Alcanzó a asestarle dos puñaladas antes de que un hombre que pasaba por el lugar le gritó que se detuviera. Era mediodía, en pleno centro de la ciudad, y el lugar estaba lleno de gente.

Un grupo de personas intentó detenerlo, pero el Asencio les hizo frente y les tiró "puntazos" con el cuchillo antes de salir corriendo. Algunos metros más adelante fue cercado por la policía. Acorrallado, y con el arma homicida aún en la mano, se puso la hoja afilada al cuello y amenazó con matarse, con el mismo metal con el que minutos antes había apuñalado a Daniela.

Otro grupo intentaba asistirla. Daniela estaba tirada en la calle, y llamaron a la ambulancia. Perdía mucha sangre, los minutos pasaban y la desesperación aumentaba, por lo que decidieron subirla a un taxi y llevarla al Hospital Regional. Pero la docente había fallecido allí, en la vereda donde Asencio la emboscó.

Desde el Hospital informaron que llegó sin vida debido a las dos puñaladas recibidas, una en el pecho y otra en la espalda.

Sobre calle Brown, Asencio seguía con el cuchillo en su cuello, rodeado de policías que intentaban disuadirlo, hasta que finalmente bajó el arma, y se lo llevaron.

Daniela era profesora del Colegio Perito Moreno y se desempeñaba como locutora y periodista en Radio Líder.

En el lugar quedó trabajando el equipo de Criminalística, decena de testigos, varias cuadras ensangrentadas, y una comunidad conmocionada por el atroz femicidio.

Fuente: ADN SUR