En El Calafate hay tres personas tienen tobilleras electrónicas por violencia de género

Los llamados “dispositivos duales” comenzaron a implementarse en septiembre de 2020 en Santa Cruz. Actualmente hay 45 instalados a agresores por orden de la Justicia. Tres de ellos en El Calafate.
sábado, 12 de junio de 2021 · 15:39

En octubre del 2018 los gobiernos de Nación y Provincia acordaron la implementación del sistema de dispositivos duales de supervisión, monitoreo, y rastreo de agresores y víctimas de violencia doméstica en Santa Cruz.

En septiembre de 2020 el Gobierno provincial  inauguró dos oficinas de Monitoreo de estos Sistemas Duales, conocidos popularmente como “tobilleras electrónicas”. Están situadas en Río Gallegos y Caleta Olivia, desde donde se supervisa el movimiento de aquellas personas que tienen causas por violencia de género, y que por orden de los juzgados se les colocó esta tobillera.

Actualmente la Policía de Santa Cruz se encuentra monitoreando 45 dispositivos electrónicos duales que están distribuidos en todo el territorio. Tres de ellas se colocaron a agresores que residen en El Calafate. Este portal supo que desde el Juzgado local se ordenó la colocación a una cuarta persona, algo que se efectivizará en próximos días. 

Además hay  10 colocados en Río Gallegos, 1 en Puerto Deseado, 25 en Caleta Olivia, 2 en Pico Truncado, 1 en Gobernador Gregores, 1 en Piedra Buena,  1 en Río Turbio y 1 en Koluel Kaike.

¿Cómo funcionan?

Los dispositivos duales constituyen tecnologías de verificación de presencia y localización dual. Utilizan un GPS por radio frecuencia para determinar ubicación y proximidad en todo momento. La central de Río Gallegos monitorea los dispositivos colocados en Zona Sur y Centro, y los de Zona Norte son seguidos desde la central de Caleta Olivia.  

Este sistema está compuesto por un dispositivo (una tobillera- trasmisora asegurada al cuerpo y un aparato similar a un teléfono celular) que cuenta con una unidad de rastreo destinado a la persona considerada como agresora.

Si se detecta al agresor cerca de la víctima se activan alertas. Desde la central de monitorea se avisa a la policía de la localidad, que inmediatamente envía personal al lugar.

En tanto la víctima  también porta un aparato similar a un celular (no así la tobillera) que le permite pedir ayuda y activar las alertas de pánico en caso de que su seguridad esté en peligro.

Debido a la buena respuesta del sistema y también por la cantidad de denuncias que tramitan los juzgados, el Ministerio de Seguridad de Santa Cruz ordenó la compra de más dispositivos duales. Se espera que la semana próxima arribe una nueva cantidad con el fin de continuar trabajando en la protección a las víctimas de violencia de género.

Fuente: Ahora Calafate