Caleta Olivia: le robaron la mercadería y destrozaron el negocio del que vive con las pocas ventas que hace

Raúl vende choripanes y hamburguesas en la plaza 20 de Noviembre. Días atrás, malvivientes intentaron incendiar su carro de ventas, le robaron la mercadería y generaron destrozos en el interior. Pide colaboración a la comunidad. Necesita alimentos para reiniciar las ventas, ya que son su único sustento.
viernes, 4 de junio de 2021 · 23:52

Raúl Gómez es un hombre mayor, que se dedica a la venta de choripanes y hamburguesas en el carrito "Alan Drack" que está situado en un lateral de la plaza 20 de Noviembre de Caleta Olivia. El lugar es perfectamente identificable, porque se trata de una casilla rodante de color amarillo.

Hace dos domingos, de forma simultánea, un taxista y un empleado de servicios públicos detectaron que salía humo del interior. Cuando se acercaron constataron que existía un principio de incendio. Lograron apagarlo y evitaron que las llamas destruyan el negocio.

Sin embargo, recién cuando llegó Raúl pudo constatar que ese no era el único daño que manos anónimas le habían provocado. Aparentemente, quienes intentaron quemar el lugar, también forzaron la puerta, robaron la mercadería, rompieron los vidrios y la heladera; entre otros destrozos.

Raúl no tiene otro trabajo. Según relató a El Caletense, pasa sus días en el carro. Desde las 9 horas hasta la caída del sol. Tiene clientes, "que siempre preguntan cómo estoy", pero ahora no tiene los elementos para ofrecerles sus productos habituales.

Cuando recuerda lo que le hicieron los delincuentes, dice "me dejaron en la calle. Pido colaboración, como para poder comenzar de vuelta, poder pagar el alquiler de mi casita y sobrevivir. Le pido a la comunidad de Caleta, que sé que es muy solidaria", señaló.

Raúl dice que con las ventas diarias apenas le alcanza para el pago de su vivienda, pero que la pandemia lo perjudicó. Las ventas regulares se estancaron con la llegada del Coronavirus y las restricciones. Luego, "quise retomar, pero me robaron".

Además, precisó que hasta hace poco tiempo, debía sostener necesidades de quien fue su compañero de alquiler. "Carlitos falleció. Le dio un cáncer fulminante. Hasta tuvo que usar pañales. Así que con lo que vendíamos acá, dos o tres choripanes y unas 10 hamburguesas por día, al menos comíamos y podíamos comprar sus pañales. Ahora él no está. Estoy muy retrasado con el alquiler", dijo.

Ante la consulta de si recibe alguna ayuda social, explicó que desde noviembre a la fecha, "Acción Social" le entregó "tres bolsones de alimentos". Por su parte, "me anoté en todos los planes sociales, pero nunca salió nada, no sé por qué. Éste carro es lo único que tengo para comer", dijo, y agregó que durante el tiempo que no pudo trabajar allí, se dedicó a "buscar leña y venderla en los comercios".

Finalmente, Raúl brindó su número telefónico, e insistió en que si los vecinos le facilitan alguna mercadería para "volver a empezar", estará "más que agradecido". El número es: 297-4616872.