Arranca el juicio contra un suboficial de la Armada acusado de abuso sexual en Ushuaia

Los jueces Alejandro Pagano Zavalía, Maximiliano García Arpón y Rodolfo Bembihy Videla comenzaran a juzgar este miércoles a las 9 horas a un suboficial de la Armada Argentina que fue denunciado por una ex marina por el presunto delito de abuso sexual ocurrido en 2013 en el predio de la Base Naval Ushuaia.
miércoles, 18 de agosto de 2021 · 09:57

 

El caso involucra al suboficial Reinaldo Cardozo, de 57 años, a quien le imputan haber abusado de la mujer cuando ella tenía 25 años. Como consecuencia de ello, la joven debió someterse a un tratamiento psiquiátrico y psicológico, informaron fuentes judiciales. 

La audiencia está prevista para las 9 de la mañana donde el Ministerio Público Fiscal dará lectura a la acusación contra quien se desempeñaba como suboficial principal de la Armada, Reinaldo Cardozo, informaron fuentes judiciales. Tras la lectura de la fiscalía el acusado será convocado al banquillo de los acusados para ser preguntado sobre si va acceder a prestar declaración indagatoria o si bien va optar por su derecho procesal de guardar silencio. 

La víctima del caso, que optó por hacerse llamar mediáticamente Lucía, para resguardar su identidad, narró meses atrás que Cardozo era su jefe directo en 2013 cuando le dieron el pase a Tierra del Fuego y que el mismo casi la doblaba en edad. 

"Desde que llegó, empezó con insinuaciones, con preguntas sobre mi vida personal. Yo trataba de eludirlo pero después comenzó a hacerme propuestas y a acosarme directamente. A mitad de ese año me hizo entrar a un depósito para sacar unas copas. Abrí con la llave, él me siguió, cerró la puerta y ahí tuvo lugar el hecho principal que está denunciado en la causa y que se demostró en el procesamiento", le dijo la ex marinera en su momento a Télam. 

En el caso primero intervino la Justicia Federal, que se declaró incompetente, y después un juez provincial que no halló pruebas contra Cardoso, quien fue beneficiado con dos "faltas de mérito", hasta que el expediente quedó "en reserva" por falta de nuevas evidencias. 

Lucía logró que la Cámara de Apelaciones apartara al juez y designara a una jueza, María Cristina Barrionuevo, que le dio un nuevo enfoque a la investigación. 

"La causa pasó de tener unas pocas fojas a nueve cuerpos. Me hicieron una batería de pericias psicológicas y psiquiátricas. No muchos testigos, pero algunos se animaron a declarar. Se realizaron cruces de llamadas telefónicas. Fue una investigación increíble entre la jueza y el fiscal Eduardo Urquiza", explicó en medios nacionales. 

 

Crónicas Fueguinas