Chubut: el ministro Massoni y el jefe Gómez investigados por una detención ilegal

El responsable de Seguridad, armado, atrapó a un vecino de Trelew. Y el titular de la Policía avaló el irregular procedimiento.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 11:55

 

La Fiscalía de Trelew investigará de oficio al ministro de Seguridad, Federico Massoni y al jefe de Policía, comisario Miguel Gómez, por su presunta responsabilidad en una detención ilegal durante un operativo el viernes donde se capturó a dos personas, una de ellas buscada por un asesinato en Caleta Olivia, Santa Cruz. Además, la jueza Mirta Moreno dispuso poner el caso en conocimiento del gobernador Mariano Arcioni, además de a la Oficina de Violencia Institucional del Ministerio de la Defensa Pública.

El caso se hizo conocido por la imagen del ministro portando un arma y deteniendo a una de las personas, que presuntamente había “escondido” al acusado de homicidio.

Massoni, Gómez, y otros efectivos participaron del operativo en Gales al 4400 de Trelew. Uno de los detenidos, Javier Pedro Paso, tenía pedido de captura emitido por la Justicia de Santa Cruz. El otro, Héctor Chávez, es vecino de Trelew.

Según el fiscal general Enrique Kaltenmeier, en la audiencia de control de detención realizada el sábado, se ventilaron circunstancias que hacen presumir la posible comisión de delitos de acción pública por parte de los funcionarios, que deben ser indagados.


A las 18.30 del viernes, una comisión policial integrada por el comisario inspector Christian Sartor, segundo jefe de la Unidad Regional Trelew; el comisario mayor Adrián Muñoz, Gómez y Massoni, realizaba un patrullaje por esa zona de la ciudad, cuando frente a un domicilio de Gales reconocieron a Paso con otra persona.

Según el relato, los funcionarios descendieron de un vehículo y dieron la voz de alto. Paso y Chávez huyeron perseguidos por los funcionarios. Ingresaron a la vivienda, pero según los funcionarios, Chávez intentó impedir la persecución en la puerta de la vivienda para que Paso pudiera escapar. El hecho quedó narrado de esta manera en el acta policial.

Según esa misma acta, Chávez fue detenido por Sartor y Muñoz, mientras que tras una persecución, Paso fue detenido por Gómez y Massoni.

Durante la audiencia, el defensor público Carlos Pericich -que asistió a Chávez- objetó la intervención policial y el alcance de la orden de detención en contra de Paso, las personas autorizadas a practicarlas y la efectiva intervención policial que derivó en la detención también de Chávez, que es la que cuyo control responde a competencia de la Justicia del Chubut.


El defensor cuestionó la intervención de un civil –el ministro Massoni- y solicitó la exhibición de un video viralizado en las redes sociales, divulgado por el propio Ministerio de Seguridad y en donde se observaría la secuencia de las detenciones.

Para la Fiscalía, ahí se da una de las primeras contradicciones: la publicación del video, según se observar en Facebook, está fechada el 10 de septiembre a las 16.40, cuando en el acta se asegura que el operativo se realizó a las 18.30. Fiscalía entiende que las imágenes se contradicen de manera burda con lo escrito en el acta de la intervención -que es un instrumento público-, ya que en el video se observa que la detención de Paso fue efectuada por el comisario Gómez y el comisario Muñoz; mientras que la de Chávez la practicó únicamente Massoni. Como lo que se ve no coincide con el acta, la Fiscalía indica que se impone el control de las conductas de los involucrados.

El fiscal Kaltenmeier expresó su “sorpresa y repudio” y calificó el hecho como “burdo y promovido por el propio Gobierno y el Ministerio de Seguridad”, según el parte de prensa de Fiscalía. Y Pericich pidió que “se investigue hasta las últimas consecuencias”.

Lo que está en duda es la actuación del ministro en el procedimiento –no consta en el acta policial-, y sus facultades para intervenir en una situación así siendo un civil sin estado policial, portando un arma de fuego. El artículo 217 del Código Procesal Pena sólo autoriza a un civil a una aprehensión en caso de ausencia de funcionarios policiales.

A las pocas horas del procedimiento, y con las imágenes de Massoni armado deteniendo a una persona, fue el propio procurador Jorge Miquelarena el que en Twitter consignó que la detención efectuada por el ministro fue ilegal: “La detención y puesta inmediata del detenido a disposición de la autoridad no es ilegal si la misma se produce en flagrancia. No es este el caso”, sostuvo.

En la audiencia, la jueza Moreno admitió su “sorpresa” por cómo se detuvo a Chávez. Y remarcó que el operativo policial “fue más que burdo, me hace recordar al proceder policial que lamentablemente se vivió en los 70 cuando el personal policial entraba a las viviendas; faltaba el Falcon Verde, y se llevaba a las personas tal como en el video. Es exactamente lo mismo, lamentablemente estamos en 2021 en un Estado democrático”.

Según la jueza, “aprecié al menos tres delitos cometidos por un particular, o cuatro quizás”, en referencia a Massoni.

“Nos sorprendimos todos viendo cómo un particular en un cargo provincial se arroga facultades policiales, porta un arma, ingresa ilegalmente a una vivienda y detiene a una persona. Es preocupante porque le pasó a Chávez y mañana nos pasará a cualquiera de nosotros, porque si éste es el proceder de los altos mandos de la Policía y el mismo ministro, particular que nada tiene que hacer en ese lugar, nada tiene que supervisar, nada tiene que hacer en un móvil policial porque la ley lo prohíbe, la verdad es altamente preocupante”.


“Es lamentable hacer propaganda jactándose de la forma: `Vení a Chubut, vení que te voy a atrapar´ -graficó Moreno- ¿Qué es esto? ¿somos patoteros o qué somos? ¿no estamos en un Estado de Derecho? Lamentablemente retrocedimos 40 años, volvimos a los 70 y no se puede vivir así: las autoridades encargadas de cuidarnos son las mismas que ingresan armadas. En otras circunstancias es muy probable que el jefe de Policía detenga a un particular por portación de armas, y en este caso no sólo no inicia actuaciones sino que lo permite y hace que esa persona vaya en un móvil policial y armado y detenga a un ciudadano”.

Para la magistrada, “esto es increíble, si el gobernador no interviene lamentablemente no hay seguridad que valga”. Consideró que las actuaciones son ilegales y que se “fraguó” el acta policial “mintiéndole a un fiscal de las circunstancias de la detención. Y me hace preguntar hasta qué punto vamos a tolerar estas situaciones. No dejo de sorprenderme porque el claro ejemplo de lo que no hay que hacer es este video de veinte segundos”.

“Esta situación entristece y lo digo porque no es la primera vez que me toca una intervención de estas características, porque esta filmada con la misma torpeza de quien se jacta de violentar todos los derechos”, dijo Moreno.

“Si el proceder de estos tres policías y de este ciudadano es en contra de la Constitución claramente nos encontramos en un Estado autoritario que decide a quién, cuándo, cómo y de qué forma va a detener a una persona, sin orden ni intervención judicial, jactándose de esos procedimientos y adulterando las actuaciones”.

La magistrada deslizó: “Espero que el gobernador me informe o al menos dé una respuesta acerca de esto tan grave”.

Tras calificar la detención de Héctor Chávez como “violenta, arbitraria, ilegal e injustificada”, Moreno lo dejó en libertad y ordenó que ningún policía se le pueda acercar para evitar represalias.

 

Diario Jornada