Facebook dijo que no les corresponde a ellos “arbitrar debates políticos”

La compañía trabaja con verificadores de datos para ayudar a reducir la propagación de noticias engañosas o falsas pero en el caso de los políticos, el contenido que ellos difundan no será verificado por estos chequeadores de la información.
miércoles, 25 de septiembre de 2019 · 22:28

Facebook hizo una publicación en su blog donde aclaró las reglas que implementa la plataforma respecto del contenido que publican los políticos en esta red social. En este sentido, dijeron que la plataforma no tiene el rol de “arbitrar debates políticos”.

La compañía explicó que, desde hace un tiempo, trabajan con verificadores de datos para ayudar a reducir la propagación de noticias falsas y otros tipos de información errónea que se viraliza, como memes o fotos y videos manipulados.

Pero aclararon que los contenidos que publican los políticos en las redes no son verificados por estos chequeadores de datos porque, argumentan, no es algo que les corresponda hacer a ellos.

“No creemos que sea un rol apropiado para nosotros arbitrar debates políticos y evitar que el discurso de un político llegue a su audiencia y esté sujeto a debate y escrutinio públicos. Es por eso que Facebook exime a los políticos de nuestro programa de verificación de hechos por parte de terceros”, se lee en el comunicado firmado por El actual jefe de comunicaciones de Facebook (y ex viceprimer ministro del Reino Unido) Nick Clegg.

 

La excepción se hará cuando un político comparta contenido previamente desacreditado, incluidos enlaces, videos y fotos. En esos casos, se mostrará información de los verificadores de datos que den cuenta de la falta de veracidad de esa información y se rechazará la inclusión de esa información falsa en anuncios.

 “Facebook ha tenido una exención de interés periodístico desde 2016. Esto significa que si alguien hace una declaración o comparte una publicación que infringe los estándares de nuestra comunidad, todavía la permitiremos en nuestra plataforma si creemos que el interés público en verla supera el riesgo de daño”, se lee en el comunicado.

En este sentido, se dijo que de aquí en adelante se tratará el discurso de los políticos como contenido de interés público y periodístico por ende, la regla general es que debería ser visto y escuchado por la audiencia, por eso se seguirá mostrando aún cuando infrinja algunas de las normas de la comunidad.

La excepción será cuando ese discurso de odio pueda incitar a producir hechos de violencia en la vida real. La mismo ocurrirá con el contenido pago: para publicar anuncios en Facebook hay que cumplir con todos los estándares y políticas de la compañía.

Lo que no quedó claro en el comunicado es qué puede ser considerado como discurso que incite a la violencia física: ¿serán las amenazas precisas a una persona o colectivo de personas? La compañía no lo definió específicamente, así que habrá que ver cómo se interpreta en los hechos.

Hace unos meses Twitter anunció que etiquetará y ocultará los mensajes de líderes políticos que incumplan sus reglas, pero nos lo borrará por completo por considerar que es información de interés público.

Tanto en Facebook como en Twitter buscaron marcar las diferencias en el trato de contenido que se hace respecto de los políticos y aquellos que se considera que puede ser de interés público. Como se mencionó, las excepciones se hacen cuando un contenido puede incitar a la violencia física en la vida real o bien cuando los usuarios (sean quienes fueren) hagan recircular información previamente desacreditada por sus verificadores. En este último caso, la información será calificada como falsa y tendrá mucho menos visibilidad dentro de la red social.  infobae.com