Las cámaras de tu próximo celular serán invisibles

Desde módulos retráctiles y giratorios, hasta paneles que se oscurecen. ¿Por qué la nueva obsesión de los fabricantes es esconder los sensores de fotografía?
sábado, 18 de enero de 2020 · 11:39

Las cámaras de tu próximo smartphone serán invisibles. Eso ocurrirá si se consolida una obsesión ya declarada en el negocio móvil. La movida comenzó en la cara frontal de los teléfonos, pero algunas novedades que repasaremos en esta nota de TN Tecno revelan que ocultar las cámaras será una tendencia más amplia, que también “afectará” a la cara posterior de los dispositivos.

El camino lo marcaron los primeros modelos con muesca o notch, un sector que aloja a la cámara frontal y en vez de recortar la pantalla de un extremo a otro (tal como ocurría con los marcos superiores) lo hace sólo parcialmente. La evolución de los smartphones de Apple sirve para graficar esta escena.

A continuación vemos (a la izquierda) el iPhone 8 Plus que fue presentado en 2017 y tiene su cámara para selfies en un marco superior que va de lado a lado. Ese mismo año la compañía californiana mostró el iPhone X, a la derecha de la siguiente imagen, cuyo sensor frontal se encuentra dentro de una pestaña. Después de ese modelo, la mayoría de los fabricantes (por no decir todos) diseñaron celulares con esa misma solución.

Algunos la adaptaron y mejoraron: vimos muescas más pequeñas, sectores en forma de gota e incluso pequeños orificios para alojar ese componente.

En todos los casos, el objetivo primordial es conseguir un display sin interrupciones y lograr la mejor relación posible entre el cuerpo y la pantalla. Pero las muescas sólo fueron el primer paso en esta carrera que se intensifica.

Cámaras que se esconden y asoman
Con la intención de crear equipos con marcos delgadísimos, incluso ausentes, algunos fabricantes pensaron una estrategia válida para convivir con las cámaras frontales: sacarlas de la pantalla y ubicarlas en un sector deslizante o retráctil.

La idea se materializó, en primera instancia, en celulares con una especie de cuerpo secundario, que aloja la cámara y la esconde detrás del display. En la siguiente imagen podés ver un ejemplo: el Lenovo Z5 Pro, con un sector que se mueve en forma manual.

El modelo Magic 2 de Honor (una subsidiaria de Huawei) que aparece en el tuit, es otro de los ejemplos. En los catálogos de las chinas Xiaomi y Oppo también encontramos algunos casos en la categoría.

Los teléfonos con sectores deslizantes tan anchos como el mismísimo dispositivo, vale destacar, no se afianzaron. En cambio, se multiplicaron los smartphones con cámaras pop-up. El Vivo NEX (a continuación de este párrafo) es uno de los primeros que ejecutó la idea. Luego vimos varios equipos que incluyeron esa propuesta, entre ellos el recientemente anunciado Motorola One Hyper .

Valorar noticia