Un clásico de los 80´s se sumó al club de los mil millones de reproducciones en Youtube

“Girls Just Want to Have Fun”, de Cyndi Lauper clásico por excelencia de la década de los 80, alcanzó la cifra de mil millones de reproducciones en YouTube, una canción que con el correr de los años también se consagró como himno feminista y de disidencias, lo que la propia artista reconoce y reafirma.

Escrito en TECNOLOGÍA el

Según informó Youtube, se trata del primer video de Lauper que ingresa en el “Billion Views Club” (para los norteamericanos mil millones equivalen a un billón), que hace tiempo ya integraban hits como “Despacito” de Luis Fonsi o “Gangnam Style” del surcoreano Psy, entre otros.

La canción de Cyndi Lauper se publicó en 1983 en su histórico álbum debut “She's So Unusual”, y fue no solo un gran éxito inmediato sino que desde entonces y aún hoy se volvió una suerte de himno feminista.

 

Himno de generaciones

 


“Mucha gente no se da cuenta de esto, pero 'Girls' es realmente una canción política. Cuando la tuve en mis manos, supe que quería convertirla en un himno para todas las mujeres. Desde el punto de vista sonoro, quería que la canción fuera alegre y animada. Cuando llegó el momento de hacer el video, era muy importante para mí asegurarme de que incluía a mujeres de todos los ámbitos de la vida”, planteó Lauper, a través de un comunicado.

Y añadió: “Y ahora estamos aquí con mil millones de visitas. Cuando hicimos el video no existía YouTube, así que cuando lo piensas es realmente extraordinario. El alcance que tiene esta canción. La longevidad. Que la gente siga buscando a propósito este video y pulse play. Wow. Estoy muy agradecida. Gracias”.

La artista nacida en Brooklyn lleva más de 50 millones de discos vendidos en todo el mundo, es acreedora de premios Grammy, Emmy y Tony, entre muchos otros reconocimientos.

Ya consagrada como un ícono pop, todavía se mantiene en actividad, y no solo con sus conciertos sino con su actividad de militancia en defensa de los derechos humanos, en especial a partir de la ONG True Colors United, que busca solucionar problemas de vivienda para los jóvenes de la comunidad LGBTQ+. (Télam)