Sale a la luz la estricta cláusula que Rodrigo De Paul le impuso a Camila Homs antes de firmar el arreglo económico: "Si no se cumple, se cae el acuerdo"

El jugador quiso evitar que su ex le hiciera una jugada sucia y decidió resguardarse de una forma polémica.

A fines del año pasado, después de una batalla judicial que llevó varios meses, Rodrigo De Paul y Camila Homs lograron cerrar un acuerdo económico mega millonario.



La modelo obtuvo una cuota mensual cercana a los 30 mil dólares (un 10% de su sueldo neto del jugador), un departamento en Puerto Madero y una suite en el hotel que tiene ese mismo complejo además de un auto y gastos pagos para los viajes a Europa que realice cuando lleve a sus hijos a ver al papá.



Lo que todavía no había trascendido era que De Paul también había puesto condiciones. La más importante es una que involucra a sus hijos. Según contaron en el ciclo 'A la tarde', el jugador del Atlético de Madrid impuso una cláusula en ese contrato donde aclara que si por algún motivo, Camila no cumple con el régimen de visitas pactado, el acuerdo económico queda sin efecto. 



Al parecer, el futbolista no quiere que suceda nuevamente lo que ocurrió durante el mundial de Qatar. En ese momento, dicen que él le habría pedido a Camila que le dejara los chicos a la madre de él para que ella se los llevara hasta donde se encontraba él. "Vos no pisás Qatar", le habría dicho. Su ex no aceptó pues siente con razón que los nenes son demasiado chicos para viajar sin su mamá.



Independientemente de todo esto, Rodrigo de Paul sigue adelante con la denuncia por amenazas que elevó en contra de Camila y su papá. Habrá que ver cómo se resuelve todo desde ahora. 


Más de Espectaculos

Shakira rechaza otra acusación de fraude en España

Shakira rechaza otra acusación de fraude en España
La artista colombiana Shakira declaró hoy por videoconferencia desde Miami ante un juez de Cataluña acerca de posibles cuentas pendientes entre la estrella del pop colombiano y las autoridades fiscales españolas por un fraude fiscal de 6 millones de euros que se remonta a 2018.