La mamá de Chano dijo que él "todavía no se despertó"

Chano Charpentier llegó en la madrugada del viernes al sanatorio Otamendi y desde ese momento, muchas fueron las especulaciones respecto de lo que sucedía con su salud, máxime teniendo en cuenta los hechos ocurridos el último año con respecto a sus adicciones y recaídas.

Sin embargo, este miércoles, en el sexto día de internación, Marina Charpentier se tomó unos minutos para charlar con Jorge Lanata en Radio Mitre y confirmó en detalle lo ocurrido.



“Él vive solo, yo estaba en Uruguay de vacaciones. Tiene una terapia que consta de grupos, de terapia individual, de un psiquiatra cada 15 días y le hacen un screening toxicológico que incluye todas las sustancias. Siempre dio negativo, incluso el último”, comenzó su relato. “Que una persona como él no esté consumiendo no quiere decir que esté igual de sensible, él ha contado su enfermedad y para personas como él, extremadamente sensibles, la vida es muy difícil”, aclaró la madre del músico.



Sobre los últimos momentos del cantante aclaró que “él estaba el día que lo internaron, el día anterior y dos días antes, ensayando con músicos, haciendo lo que le gusta”. Sin embargo, “luego por circunstancias de la vida que pertenecen a su intimidad empezó a estar triste, empezó a hablar conmigo, incluso con vos (al referirse al propio Lanata), él estaba con una chica que está frecuentando y se sintió mal y ella llamó a la guardia, lo fueron a buscar a Capilla del Señor. Vino a una ambulancia y llegó a terapia intensiva”.



Según explicó, Chano toma medicación para mantenerse bien y tranquilo. “Creemos que puede haber cometido errores en la ingesta de la medicación. Tiene un solo riñón, no tiene bazo y solo un pedazo de páncreas. Mi hijo no se despertó todavía. No puedo decir mucho más porque es algo que no sabemos. Él está con un tubo porque tiene un infección y está bajo antibióticos, tuvo fiebre, una complicación en el pulmón, ya que sabemos que aún fuma muchos cigarrillos, y cuando una persona se descompensa hay que equilibrar todos sus órganos”, aclaró.



También sumó que “estaba con una neumonía, que en el caso de él entraron y lo entubaron, y lamentablemente en un momento se despertó y se arrancó el tubo, pero con eso se lastimó la garganta, y lo tuvieron que sedar y no se lo pueden sacar hasta que no se desinflame su garganta”.



Respecto de los motivos sobre el silencio en los pormenores de su salud, explicó que “no damos parte primero porque estábamos en un fin de semana largo, y además no sabíamos qué decir, yo no sé de medicina, y lo que sí sé es que mi hijo es un adulto de 41 años y tiene derecho a preservar su intimidad. Sabemos que cuando esté bien va a contar todo lo que pasó, que lo cuente él. Lo que dicen que tomó opioides, esto o lo otro, los toxicológicos dieron que no tomó nada. Estoy hablando porque me duele tanto ver los videos que me mandan de lo que dicen en la tele y la gente inventa diciendo que es de buena fuente y es mentira, en el Otamendi los médicos no dicen nada, todo eso que dicen es especulación. Pero sé que la gente que lo ama quiere saber qué pasa”, cerró emocionada.



El viernes se vivió confusión cuando se conoció la noticia de su internación. De inmediato, las redes sociales se hicieron eco de un pedido de cadena de oración y de buenos augurios para una pronta recuperación, a la vez que se echaron a rodar un sinfín de especulaciones sobre los motivos de su ingreso al hospital. Fue entonces cuando la mamá de Chano se manifestó por primera vez en su cuenta de Instagram.



“Qué liviandad para opinar sobre el dolor de otro, si debe o no debe tal cosa, si puede o no puede tal otra”, escribió Marina por esos días, para concluir: “Les pido por favor respeto y silencio a los haters y a los que sacan conclusiones sin saber nada”.



Fuente: infobae.com


Más de Espectaculos