Canto: “La 24 Feria Provincial del Libro dejó un muy buen saldo cultural para los santacruceños”

Así lo definió el Secretario de Estado de Cultura del Gobierno de Santa Cruz, Oscar Canto, una vez concluida la vigésimo cuarta edición de una Feria Provincial del Libro que, según los propios libreros, tuvo un notorio crecimiento en términos de organización y convocatoria.
martes, 26 de junio de 2018 · 19:05

“Al tratarse de un evento cultural que contiene distintas aristas, entendemos que es injusto medir el éxito de la 24 Feria Provincial del Libro desde la cantidad de ejemplares vendidos”, dijo Canto al puntualizar que “no somos comerciantes, sino más bien, funcionarios que trabajan para la gente”.

Y añadió que “en honor a los veinticuatro años del evento cultural más importante de Santa Cruz, lo lucrativo es lo de menos porque valoramos el enorme esfuerzo y trabajo de la gran cantidad de gente que pone lo mejor de sí para que cada edición se lleve a cabo.

“A lo largo de los diez días que duró esta fiesta de los santacruceños, notamos una presencia sostenida de público que no sólo visitó el Complejo Cultural para comprar, sino además para disfrutar de las ponencias, las presentaciones, los stands de cada localidad y los espectáculos teatrales y musicales que brindamos en forma gratuita”, aseguró.

“Como sostuve en la feria del año anterior, el libro es el convocante, pero la verdadero sentido de todo esto es que nuestra comunidad asista al encuentro de todas las manifestaciones culturales de nuestro medio como, una vez más, ocurrió” sostuvo al enfatizar finalmente que “la 24 Feria Provincial del Libro dejó un muy buen saldo cultural para los santacruceños”.

 

La voz de los libreros

Al respecto, Sergio García, titular de la firma Multilibros, comentó que “yo soy de Córdoba y, desde el año ‘86, recorro ferias de todo el país y al sur en particular vengo desde hace cinco años, por lo que puedo observar que, a diferencia de la edición anterior, la 24 Feria Provincial del Libro de Santa Cruz arrojó un mejor resultado en las ventas, sumado a que también hubo una gran convocatoria de gente que se mantuvo durante diez días”.

En cuanto a si un evento de estas características debe medirse en libros vendidos o calidad en la oferta cultural, García consideró que “si hay una variada agenda de actividades y espectáculos que como en esta ocasión genere una muy buena convocatoria, siempre se vende mucho más” por lo que destacó “la organización que hubo este año y el gran empeño de todo el personal de la Secretaría de Estado de Cultura para recibirnos”.

Por otro lado, también manifestó su sorpresa “ante la notoria participación de las escuelas, ya que no faltaron alumnos que realizaban trabajos prácticos de Lengua y Literatura en torno a la feria y por ello me hacían cuestionarios que atendían a temas editoriales como el título del libro, el autor, la editorial y por qué un libro no debe fotocopiarse”.

“Lo que facilitó todo este contacto entre la gente y los libros fue el trabajo de difusión que, con mucho anticipo, vino haciéndose mediante la prensa escrita, oral y televisiva, sin olvidarme de la impresión del programa de actividades y la cartelería en toda la ciudad”, dijo Sergio García, al concluir observando que “fue mucho el trabajo y la gente que hubo detrás de este evento tan importante”.

Por su parte, Esther Amarilla, otra librera que, desde hace varias ediciones visita la feria del libro santacruceña, se mostró gratamente sorprendida “por la variada oferta cultural tanto de Río Gallegos como del interior provincial”.

“Personalmente, vi a los vecinos de esta ciudad regresar al día siguiente con toda la familia y eso significa que se sentía a gusto con todo lo que encontraba en el predio ferial” y que “además de recorrer todos los stands, entablaban un diálogo estrecho conmigo para saber más acerca de los libros personalizados”. 

Finalmente, Marcelo Texeira Nuñez, propietario de la firma “Mapa Libros para crecer”, subrayó que “éste es el evento cultural en el que participan muchas instituciones y familias de toda la provincia y, asimismo, el más esperado por todas las escuelas”.

Por lo que opinó que finalmente que “siempre es significativo que las personas se acerquen, sin importar si van a comprar o no, porque de esa forma pueden tomar contacto con los libros y conocer acerca de todas las novedades editoriales”.

 

Así lo definió el Secretario de Estado de Cultura del Gobierno de Santa Cruz, Oscar Canto, una vez concluida la vigésimo cuarta edición de una Feria Provincial del Libro que, según los propios libreros, tuvo un notorio crecimiento en términos de organización y convocatoria.

 

“Al tratarse de un evento cultural que contiene distintas aristas, entendemos que es injusto medir el éxito de la 24 Feria Provincial del Libro desde la cantidad de ejemplares vendidos”, dijo Canto al puntualizar que “no somos comerciantes, sino más bien, funcionarios que trabajan para la gente”.

Y añadió que “en honor a los veinticuatro años del evento cultural más importante de Santa Cruz, lo lucrativo es lo de menos porque valoramos el enorme esfuerzo y trabajo de la gran cantidad de gente que pone lo mejor de sí para que cada edición se lleve a cabo.

“A lo largo de los diez días que duró esta fiesta de los santacruceños, notamos una presencia sostenida de público que no sólo visitó el Complejo Cultural para comprar, sino además para disfrutar de las ponencias, las presentaciones, los stands de cada localidad y los espectáculos teatrales y musicales que brindamos en forma gratuita”, aseguró.

“Como sostuve en la feria del año anterior, el libro es el convocante, pero la verdadero sentido de todo esto es que nuestra comunidad asista al encuentro de todas las manifestaciones culturales de nuestro medio como, una vez más, ocurrió” sostuvo al enfatizar finalmente que “la 24 Feria Provincial del Libro dejó un muy buen saldo cultural para los santacruceños”.

 

La voz de los libreros

Al respecto, Sergio García, titular de la firma Multilibros, comentó que “yo soy de Córdoba y, desde el año ‘86, recorro ferias de todo el país y al sur en particular vengo desde hace cinco años, por lo que puedo observar que, a diferencia de la edición anterior, la 24 Feria Provincial del Libro de Santa Cruz arrojó un mejor resultado en las ventas, sumado a que también hubo una gran convocatoria de gente que se mantuvo durante diez días”.

En cuanto a si un evento de estas características debe medirse en libros vendidos o calidad en la oferta cultural, García consideró que “si hay una variada agenda de actividades y espectáculos que como en esta ocasión genere una muy buena convocatoria, siempre se vende mucho más” por lo que destacó “la organización que hubo este año y el gran empeño de todo el personal de la Secretaría de Estado de Cultura para recibirnos”.

Por otro lado, también manifestó su sorpresa “ante la notoria participación de las escuelas, ya que no faltaron alumnos que realizaban trabajos prácticos de Lengua y Literatura en torno a la feria y por ello me hacían cuestionarios que atendían a temas editoriales como el título del libro, el autor, la editorial y por qué un libro no debe fotocopiarse”.

“Lo que facilitó todo este contacto entre la gente y los libros fue el trabajo de difusión que, con mucho anticipo, vino haciéndose mediante la prensa escrita, oral y televisiva, sin olvidarme de la impresión del programa de actividades y la cartelería en toda la ciudad”, dijo Sergio García, al concluir observando que “fue mucho el trabajo y la gente que hubo detrás de este evento tan importante”.

Por su parte, Esther Amarilla, otra librera que, desde hace varias ediciones visita la feria del libro santacruceña, se mostró gratamente sorprendida “por la variada oferta cultural tanto de Río Gallegos como del interior provincial”.

“Personalmente, vi a los vecinos de esta ciudad regresar al día siguiente con toda la familia y eso significa que se sentía a gusto con todo lo que encontraba en el predio ferial” y que “además de recorrer todos los stands, entablaban un diálogo estrecho conmigo para saber más acerca de los libros personalizados”. 

Finalmente, Marcelo Texeira Nuñez, propietario de la firma “Mapa Libros para crecer”, subrayó que “éste es el evento cultural en el que participan muchas instituciones y familias de toda la provincia y, asimismo, el más esperado por todas las escuelas”.

Por lo que opinó que finalmente que “siempre es significativo que las personas se acerquen, sin importar si van a comprar o no, porque de esa forma pueden tomar contacto con los libros y conocer acerca de todas las novedades editoriales”.