Descontrolados: inspectores de tránsito persiguieron vehículo, lo chocaron, golpearon a la conductora y agredieron a su madre

Sin previa advertencia, una joven  de 19 años fue chocada por una camioneta de la dirección de Tránsito  con el objeto de que detenga su vehículo.  Afuera de su casa la golpean luego de que  la conductora preguntó los motivos del secuestro que iban a efectuar. Al intervenir su madre,  la empujaron con violencia y amenazaron a otra integrante de la familia.  Uno de los agentes  les dijo que gozaban de impunidad. La denuncia llegará  a  la justicia.

lunes, 23 de junio de 2014 · 00:00

 

 El accionar de algunos inspectores de tránsito  volvió a ser noticia.  Es que algunos agentes que componen las cuatro operativas  del área accionan en las calles como tierra de nadie, y sencillamente hacen lo que desean, sin cumplir las normativas e incluso eludiendo leyes que ellos mismo deben respetar.

Así le sucedió a una joven de 19 años a bordo de un Ford Ka que el pasado sábado 18 de junio cuando volvía  a su vivienda. Mientras transitaba cerca de la calle  Gotti, cruzando la autovía,  advirtió que una camioneta de tránsito la perseguía aunque sin efectuarle ninguna señal. Al notarlo   es cerrada en su paso por otro móvil,  y fue  colisionada tres veces por la camioneta que la perseguía originalmente.  Ante la situación la joven  los eludió llegó a su casa – ubicada en el Barrio 56 viviendas y sin saber que sucedía – ya que no conocía los motivos de su detención- se  detuvo afuera de su domicilio. 

Luego,  la camioneta  estacionó frente  a la vereda, se bajaron tres agentes y le ordenaron que  ingrese a su vivienda y permitan que le secuestren su automóvil. La joven les respondió que no sabía   los motivos de la sanción, lo que provocó que uno de los inspectores le pegue una trompada. “Pendeja de mierda, me tenés cansado”, le gritaron  a  la joven. Allí  interviene su madre, quien salió  de la casa y les pidió a los inspectores  que permitan sacar los papeles  del coche. Cuando la madre avanzó hacia el auto,  la empujaron   con violencia y la mujer cayó. La joven respondió  con una cachetada a uno de los inspectores para  defenderla, y  allí los agentes  realizaron un llamado a la Policía  Provincial, en donde adujeron que la conductora “entorpecía su labor”.

A los segundos, intervino  la hermana mayor de la joven, quien salió  de la vivienda al escuchar lo sucedido. A ella  le dijeron textualmente:”Metete en la casa pelotudita. Por más que nos denuncies no nos van a hacer nada. Si sabes cuál es nuestra camioneta denuncialo”, explicó una de las  afectadas a Nuevo Día.

Lo curioso de la situación es que los inspectores  no solicitaron la documentación correspondiente  en ningún momento, pero secuestraron el rodado. En el informe, establecieron que no portaba documentación-lo cual no comprobaron—; que se negó a hacer el test de alcoholemia, algo que nunca sucedió-; y que hubo  agresión verbal y física  hacia los agentes, lo  que fue provocado por  el mal accionar de los inspectores.

La familia afectada  llevará la denuncia a la justicia, y advirtió- además de los enormes errores del accionar-  que los inspectores de tránsito no pueden realizar persecuciones, algo que solo está permitido para la Policía de Tránsito y la Policía, pero en situaciones excepcionales. (El Diario Nuevo Día-La foto es meramente representativa)