Condena Caso Sayago: "Esta condena tiene un sentido político que respalda al aparato represivo de Santa Cruz y a las corporaciones petroleras"

El Partido Obrero sostuvo que la causa que condenó a perpetua a trabajadores por la muerte de Jorge Sayago estaba "viciada de irregularidades, perdida y falsificación de pruebas, torturas a los vecinos y trabajadores de Las Heras para obligarlos a declarar contra los acusados".

sábado, 14 de diciembre de 2013 · 00:00

 

 

 

En la ciudad de Caleta Olivia, la Cámara del Crimen -integrada entre otros por el juez Olivera del grupo pro-gubernamental “Justicia legítima" condenó a 10 trabajadores de Las Heras. Los mismos habían sido llevados a juicio por el asesinato del oficial Sayago, en el marco de una pueblada provocada por la detención de los referentes petroleros que reclamaban la derogación del impuesto al salario, la que fue reprimida por la policía especial de Santa Cruz

Cortez, Rosales y González  fueron condenados a cadena perpetua en una causa viciada de irregularidades, perdida y falsificación de pruebas, torturas a los vecinos y trabajadores de Las Heras para obligarlos a declarar contra los acusados y un tribunal que lejos estaba de ser neutral, en un juicio que ya tenía sentencia antes de comenzar.

Sin embargo, por la gravedad de las condenas este constituye un hecho sin antecedentes bajo gobiernos democráticos. Esta condena, arbitraria por donde se la mire, sólo tiene un sentido político: pretende respaldar al aparato represivo de Santa Cruz y a las corporaciones petroleras contra sus trabajadores y sus organizaciones de lucha.

Este fallo es un cheque en blanco a la cúpula policial para llevar adelante todas las represiones que el gobierno ordene, en el cuadro de una crisis económica creciente y de descontento popular.

Aún a sabiendas de las torturas a las que fueron sometidos los vecinos el fiscal Candia, se dio el lujo de hacer declaraciones como "uno o dos cachetazos”, o “ponerles una bolsa en la cabeza no implicaba decirles lo que tenían que declarar”.

Queda claro que no se puede tapar con un dedo el sol, del mismo modo que no se puede llevar adelante ningún festejo democrático, cuando la justicia condena a cadena perpetua a tres trabajadores sin ninguna prueba y sobre la base de testimonios falso forzados con el método de la dictadura por excelencia "la tortura".

Desde el Partido Obrero de Santa Cruz repudiamos la condena, y llamamos a una gran campaña nacional, por la absolución inmediata de los trabajadores injustamente condenados.