Municipio de Río Gallegos convierte chatarra en recurso

La Municipalidad de Río Gallegos encabezó esta mañana un gran operativo de retiro chatarra depositada en un sector del barrio Consejo Agrario. El objetivo es recuperar el espacio que hasta hoy era un minibasural, para convertirlo en un lugar de recreación. Lo extraído “no se entierra”, se compacta y se envía a plantas de reciclado.
jueves, 4 de febrero de 2021 · 19:52

En la continuación de la Avenida Balbín, de lado del Barrio Consejo Agrario, desde hace muchísimos años había un depósito de chatarra en la vía pública. Hoy, personal de distintas áreas municipales con el apoyo del Ejército Argentino y de la empresa Nueva Santa Cruz, comenzó con el retiro de los vehículos y hierros en desuso y, además, realizó el saneamiento de un minibasural que se había formado a unos pocos metros.

Participaron las áreas Comunales: Dirección de Saneamiento Ambiental, de la Secretaría de Obras Públicas y Urbanismo; Dirección de Gestión Ambiental dependiente de la Secretaría de Gestión Legal y Técnica y Dirección de Obras Viales, que apoyó con el traslado de la maquinaria. Se sumó personal y grúas de la Empresa Nueva Santa Cruz, que tiene a cargo la planta de reciclaje en el Vaciadero; y el Ejército Argentino, con operarios y camiones para mover y trasladar los desechos.

En el lugar Lucas Otín, secretario de Obras Públicas y Urbanismo, contó que la labor se enmarca en el plan de recuperación de espacios para la ciudad. “Es un lugar que antiguamente se usaba para depositar los residuos. Estamos muy contentos porque en un futuro será un espacio verde”, enfatizó.

El procedimiento demanda bastante tiempo, ya que "se puede ver la cantidad de chatarra, basura y escombros que estamos sacando. Le pedimos a la gente que nos avise los puntos donde hay depositados residuos de gran porte, así vamos retirarlos”.

Para finalizar Otín destacó el trabajo articulado entre distintos organismos "a fin de poder darle a la ciudadanía mejores lugares. Haremos lo mismo en todos los puntos de la ciudad que detecten los inspectores de Saneamiento y que los vecinos nos vayan indicando”.

Por su parte el Director de Gestión Ambiental Francisco Scilabra, puntualizó en la importancia del trabajo articulado: “Es el inicio de un trabajo mancomunado y transversal entre las diferentes áreas”, dijo el funcionario, destacando que se trata de “una dinámica que implementamos por pedido expreso del Intendente, y que desarrollaremos barrio por barrio, teniendo en cuenta que hay sitios que se utilizan para tirar basura hace más de 20 años”.

El funcionario puntualizó en el destino final de la chatarra. “Todo va a la planta de separación y compactación. No se entierra, sino que se arman fardos para llevarlos a la ciudad de Buenos Aires” a distintas plantas de reciclado.

En este sentido, destacó que “todos los elementos que vamos a remover van a tener la misma finalidad, van a la planta de compactación y se van a transformar en recursos para el Municipio y que van a volver a los vecinos”.

“A medida que vamos saneando diversos puntos, los vamos a ir convirtiendo para el disfrute del vecino. Trabajamos para la reconversión de los espacios y para que no vuelvan a ser depósito de residuos”, concluyó. Cabe destacar que la tarea se va a ir realizando por etapas, dos veces a la semana, durante los próximos meses. Asimismo, se informó que aquellos vecinos que detecten minibasurales o depósitos de chatarra en la vía pública, pueden comunicarse al 442341, interno 117, para que de esta forma el personal municipal los incorpore al cronograma de saneamiento, que ya cuenta con varios trabajos planificados.