Impidieron el robo

Río Gallegos: quisieron entrar a robar a la playa de secuestros y los serenos municipales los siguieron y los retuvieron, frustrando el delito

Sucedió este miércoles a la madrugada. Los trabajadores municipales los retuvieron hasta que llegó la Policía y se los llevó detenidos.

Redacción Nuevo Día
Redacción Nuevo Día
eldiarionuevodia@hotmail.com

Este miércoles por la madrugada, un trabajador de la Municipalidad de Río Gallegos, que cumple funciones en la plaza de secuestros, escuchó silbidos.

Junto al otro sereno recorrieron en vehículo el establecimiento y descubrieron que unos sujetos se estaban llevando elementos que habían sustraído de los autos secuestrados. Además, detectaron que habían cortado el alambrado que da a la calle 38 para escapar.

Los integrantes del departamento de serenos, que depende de la Secretaría de Gobierno, los siguieron y los retuvieron, frustrando el robo en el sitio en que el Municipio lleva los vehículos secuestrados.

Luego llegó el personal policial y se llevaron detenidos a los involucrados en el intento de robo.

"Desde el Municipio se solicita a la comunidad cuidar entre todos los espacios de la ciudad y que, al alertar actividades de este tipo, llamar inmediatamente al 911, el número de Atención de Emergencias", informaron.

"El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, felicitó a los trabajadores municipales por su accionar que impidió el robo en la playa de secuestros", concluyeron.

Esta nota habla de:
Últimas noticias de Río Gallegos

Delgado: "La comunidad debe estar orgullosa de los trabajadores municipales"

Delgado: "La comunidad debe estar orgullosa de los trabajadores municipales"
Previo a que se desatara la afectación de varios barrios como consecuencia del temporal de nieve y escarcha, la municipalidad puso en alerta a los vecinos sobre las consecuencias del deshielo. Las tareas llevan ya más de una semana, y sin colaboración de otros organismos. La secretaria de Gobierno municipal cuestionó que, en paralelo, la ayuda de nación y provincia solo llegó para los terratenientes