Se esperan más restricciones cambiarias tras las elecciones, en medio de una fuerte caída de reservas

El stock de dólares en poder del Banco Central cayó otros USD 883 millones y finalizó en su menor nivel en 28 meses. Con este escenario, parece casi imposible mantener el límite de compra de USD 10.000 mensuales por individuo.
viernes, 25 de octubre de 2019 · 10:13

El drenaje de reservas se está acelerando a pesar de las restricciones cambiarias. Ayer fue otra jornada de fuertes ventas por parte del Central, ante la gran demanda de los inversores que aún tenían margen para comprar hasta el límite de USD 10.000 mensuales. La mayoría de los pesos salió de las cuentas a la vista o plazos fijos que vencieron en los últimos días.

El nivel de reservas terminó en su menor nivel en más de 28 meses, no se registraba un valor menor desde el 19 de junio de 2017. El stock finalizó a USD 45.258 millones, tras una caída de USD 883 millones, pero se espera que hoy sea nuevamente otra jornada “caliente”. Los ahorristas buscan esperar dolarizados antes de las elecciones y en todo caso también aprovechar la posibilidad de comprar en el mercado oficial.

 Crece la expectativa de posibles medidas adicionales para imponer limitaciones adicionales al mercado cambiario. Pero dependerá del resultado electoral y cómo se resuelva la transición política hasta el 10 de diciembre. Todo indica que la semana próxima habría novedades
Pero al mismo tiempo ayer volvió a multiplicarse la salida de depósitos en dólares. La cifra habría sido significativa, a juzgar por la cantidad de gente que concurrió a las sucursales bancarias. Aún así el drenaje fue mucho menor al de finales de agosto, cuando llegó a casi USD 1.000 millones diarios.

En caso de avanzarse con nuevas restricciones cambiarias, la incógnita es por dónde pasarían.

Es casi seguro que el límite de compra mensual sea reducido sustancialmente desde los USD 10.000 mensuales. Pero difícilmente este Gobierno decida cerrar totalmente el “grifo”, teniendo en cuenta que el gobierno de Cristina Kirchner prácticamente impedía la compra de divisas, lo que generó un fuerte aumento de la operatoria en el mercado informal.

Pese a los controles cambiarios y la intervención del BCRA, el dólar igual subió un peso en el mercado oficial y finalizó a $63,34. El dólar “libre” se mantuvo firme y superó los $70, mientras que el “Contado con Liquidación” también se mantuvo cerca de los $75.

Vencía este 30 de octubre, pero la intensificación de la recesión y de la inflación y la contracción a niveles mínimos del crédito bancario privado llevaron al organismo recaudador a extender el plazo de pago de los impuestos

El drenaje de reservas se está acelerando a pesar de las restricciones cambiarias. Ayer fue otra jornada de fuertes ventas por parte del Central, ante la gran demanda de los inversores que aún tenían margen para comprar hasta el límite de USD 10.000 mensuales. La mayoría de los pesos salió de las cuentas a la vista o plazos fijos que vencieron en los últimos días.

El nivel de reservas terminó en su menor nivel en más de 28 meses, no se registraba un valor menor desde el 19 de junio de 2017. El stock finalizó a USD 45.258 millones, tras una caída de USD 883 millones, pero se espera que hoy sea nuevamente otra jornada “caliente”. Los ahorristas buscan esperar dolarizados antes de las elecciones y en todo caso también aprovechar la posibilidad de comprar en el mercado oficial.

Pero al mismo tiempo ayer volvió a multiplicarse la salida de depósitos en dólares. La cifra habría sido significativa, a juzgar por la cantidad de gente que concurrió a las sucursales bancarias. Aún así el drenaje fue mucho menor al de finales de agosto, cuando llegó a casi USD 1.000 millones diarios.

En caso de avanzarse con nuevas restricciones cambiarias, la incógnita es por dónde pasarían.

Es casi seguro que el límite de compra mensual sea reducido sustancialmente desde los USD 10.000 mensuales. Pero difícilmente este Gobierno decida cerrar totalmente el “grifo”, teniendo en cuenta que el gobierno de Cristina Kirchner prácticamente impedía la compra de divisas, lo que generó un fuerte aumento de la operatoria en el mercado informal.

Pese a los controles cambiarios y la intervención del BCRA, el dólar igual subió un peso en el mercado oficial y finalizó a $63,34. El dólar “libre” se mantuvo firme y superó los $70, mientras que el “Contado con Liquidación” también se mantuvo cerca de los $75.