Preventiva para una banda por 22 casos de estafas telefónicas por $24 millones

Nueve personas fueron imputadas hoy en Rosario por 22 casos de presuntas estafas telefónicas, cuyas víctimas fueron en su mayoría ancianos que les entregaron dinero en efectivo tanto en dólares como en pesos, informaron fuentes judiciales.
miércoles, 1 de julio de 2020 · 23:56

El fiscal Mariano Ríos imputó a las nueve personas como miembros de una banda dedicada a realizar estafas y secuestros virtuales a través de comunicaciones telefónicas, por un monto cercano a los 25 millones de pesos.

Para los investigadores, la organización está integrada por miembros de la comunicad gitana de Córdoba y de Rosario que fueron detenidos días atrás en un barrio abierto de la localidad santafesina de Roldán, donde paraban.

Según detallaron voceros del caso, los imputados son Diego, Florencia, Julio, Lucía y Vanesa Traico, Matías Hertzman, Vanesa Milanovich, Blanca y Franco Miguel.

La jueza Eleonora Verón aceptó la imputación del fiscal y les dictó prisión preventiva a todos, aunque aceptó el planteo de la defensa de una mujer embarazada, quien cumplirá la orden en su domicilio.

Fuentes del caso precisaron que los 22 hechos imputados alcanzan un monto aproximado de 24,5 millones de pesos sustraídos mediante engaños.

El monto total incluye billetes en dólares, euros y pesos, y también forma parte del botín joyas que aún no fueron tasadas, precisaron a Télam los investigadores.

Sólo durante el mes de mayo, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario contabilizó 14 hechos de estafas telefónicas o “cuento del tío” cuyas víctimas fueron adultos mayores, a la vez que se habían registrados dos hechos de “secuestros virtuales”.

De esos 16 hechos ocurridos en mayo pasado en Rosario, diez llegaron a concretarse y los seis restantes eran investigados por el delito de estafa pero en grado de tentativa.

En esa decena de casos de engaños consumados, los estafadores sustrajeron 923.000 pesos, 280.000 dólares y aproximadamente 3.000 euros, “más una gran cantidad de joyas”, precisaron voceros judiciales.

Los pesquisas lograron establecer un perfil de las víctimas y determinaron que en todos los casos fueron adultos mayores que, en su mayoría, viven solos o con sus parejas y son contactadas por vía telefónica bajo distintos engaños.

En algunos hechos los estafadores “les dicen que tienen que cambiar el dinero por los billetes van a ser modificados, o que se avecina una devaluación y les conviene entregarlos”, dijo a Télam una fuente de la investigación.

El investigador agregó que “les hablan rápido y les dicen a las personas mayores que son conocidos de algún familiar, y que les están haciendo un favor”. Télam