Economia

Alejandro Vanoli: "Eliminar el cepo el 10 de diciembre sería suicida"

viernes, 20 de noviembre de 2015 · 08:21

El presidente del Banco Central recibió a Infobae luego de la habitual reunión de directorio de los jueves y cuestionó los allanamientos de la entidad y las propuestas de Mauricio Macri.

La autoridad monetaria con mandato hasta fines de septiembre de 2019 se mostró muy molesto con el reciente allanamiento al edificio de Reconquista 266 por orden del juez Claudio Bonadio, que investiga las operaciones de venta de dólares a futuro.

También se inquietó por las declaraciones de los ex presidentes de esa institución Alfonso Prat Gay y Martín Redrado, a quienes acusó de querer provocar una maxidevaluación del peso y de generar un clima de incertidumbre y confusión para intentar presionar al directorio y a él para que renuncien si cambia el Gobierno.

Tras la denuncia de los diputados de Cambiemos Federico Pinedo y Mario Negri por la venta de dólares futuros a un precio menor al del mercado, que lo ha obligado a dar explicaciones y tener la mayor exposición a lo largo de su gestión, Alejandro Vanoli dijo: "voy a dar pelea contra Mauricio Macri si gana el ballotage y no renunciaré a la presidencia del BCRA, porque el mandato vence el 30 de septiembre de 2019".

Y agregó que "esta es una denuncia política con declaraciones de dos ex presidentes del BCRA que están en el PRO y que quieren una maxidevaluación del peso y buscan llevar el valor del dolar a $15, en particular Alfonso Prat Gay. Este BCRA no es un estúpido que pierde plata vendiendo dólar a futuro como dice Prat Gay, sino un BCRA que ha ganado por esta operatoria unos $5.500 millones. Si alguien impulsara una megadevaluación, como quieren los economistas de Macri, el balance del BCRA se vería beneficiado porque ganaría plata por sus activos nominados en dólares".

Diferente concepción de los mercados del FPV y de Cambiemos

El presidente del Banco Central manifestó que "para Mauricio Macri y sus economistas es el mercado el que tiene que fijar las tasas de interés y el tipo de cambio; y si hiciéramos eso se generaría una alta volatilidad que se transmitiría a la economía real y provocaría una fuerte recesión".

Vanoli destacó que "Prat Gay, que ha virado hacia el PRO, y Redrado, que está cerca de virar, parecen desconocer la operatoria de futuros; éste último perdió unos $2.100 millones entre 2008 y 2009; y con el sucesor, Juan Carlos Fábrega, esa pérdida se elevó a $10.000 millones. Yo no los enjuicié a ellos por esas operaciones".

"No me pueden acusar de rifar las reservas, y que si el dólar sube el BCRA puede perder unos USD 16.000 millones con esos contratos de venta hasta marzo, porque se hacen compensaciones en pesos de acuerdo a reglas de política monetaria y cambiarias. Ellos lo saben, pero decidieron obrar de mala fe", agregó.

Para Vanoli, "están equivocados Prat Gay y Redrado cuando comparan lo que son los mercados locales, como el ROFEX y MAE, donde el BCRA fija una tasa de interés, con un mercado distinto como lo es el NDF que opera en Nueva York; o el dólar Bolsa que se maneja acá que son mercados diferentes".

Ni pérdidas, ni ganancias aseguradas

El titular del Central dijo a InfobaeTV que "lo relevante es hacer políticas monetaria y cambiaria de acuerdo con los criterios con que opera el BCRA, que lo hace en mercados formales, con garantías de seguridad, con cámaras compensadoras, y donde se asegura el anonimato. Por eso nosotros, le hemos entregado toda la documentación al juez Bonadio, pero las denuncias realizadas no tienen ningún sustento".

Y observó que "si no hay una devaluación como la que están buscando desde la oposición al Gobierno, los especuladores y los sectores que la están pidiendo van a perder mucha plata. Pero no es función de esta institución ganar o perder plata y lo digo desde un lugar en que hemos ganado con los futuros, pero desde el macrismo dicen que hay que devaluar".

El presidente del Banco Central manifestó a InfobaeTV que "esta acusación tiene dos motivos, el primero es generar una maxidevaluación del peso, que sabemos que no mejora la competitividad si no se usan los distintos instrumentos de desarrollo; y el segundo aspecto es presionarme y presionar a todo el directorio del BCRA para sacarnos del Banco Central porque discrepan ideológicamente con este directorio y no respetan la política cambiaria y monetaria".

Alejandro Vanoli considera que un dólar futuro de $10,80 para marzo del 2016 es razonable. "Este sistema de flotación administrada es la mejor política que permite cumplir a rajatabla con los objetivos del BCRA, que son la estabilidad monetaria, cambiaria y financiera y el crecimiento con desarrollo que indica la nueva Carta Orgánica".

"UN DÓLAR FUTURO DE $10,80 PARA MARZO DEL 2016 ES RAZONABLE"

Y abundó; "Tenemos que tener un BCRA como el que nos indica la nueva Carta Orgánica del 2012, pero sé que los economistas de Cambiemos quieren volver a la vieja regla de los 90, pese a que hay un gran sector del empresariado y de la población que no quiere una nueva reforma. Esta nueva regulación obliga a los bancos a que paguen mejores tasas a los ahorristas; que se les cobre menos tasas de interés a los tomadores de préstamos y a los usuarios de tarjetas de crédito".

El cepo cambiario

En lo que respecta a un futuro levantamiento de las restricciones para operar con divisas, Alejandro Vanoli no le esquivó a la pregunta de InfobaeTV, pero se mostró muy crítico con la idea de levantarlas luego que asuma el próximo gobierno: "sería suicida hacerlo rápidamente, se puede empezar a discutir qué regulaciones se pueden comenzar a modificar, considerando un contexto en el que se fortalezcan las reservas del BCRA".

La autoridad monetaria alertó que "no se le puede mentir a la gente y decir que se pueden eliminar todas las restricciones financieras, donde hay perspectivas de una suba de tasas de interés en los Estados Unidos, pero se pueden ir flexibilizando algunas normas cambiarias en el marco de un nuevo gobierno, para que se pueda otorgarle más dólares a las empresas para pagar sus importaciones".

La caída de las reservas es para no salir a colocar bonos para pagar deudas

En relación a la sostenida caída de las reservas internacionales, Alejandro Vanoli afirmó que "la reciente baja en unos USD 1.000 millones se debe a una política del Gobierno de pagar los vencimientos de deuda y no salir a los mercados internacionales a colocar bonos. Hoy tenemos unos USD 26.000 millones que están auditados por la Auditoría General de la Nación, formadas por tenencias de oro, euros, dólares depositados en el Banco de Basilea y los yuanes chinos que son producto de una operación que se renueva a tres años de plazo".