Las cinco casas de Lázaro Báez en Pinamar: deudas, deterioro y una familia que las cuida

Las cinco casas de Lázaro Báez en Pinamar: deudas, deterioro y una familia que las cuidaLas propiedades, en la mejor zona del balneario, están valuadas en USD 1.500.000. Desde marzo de 2017 nadie paga los impuestos y las deudas municipales se acumulan. Cómo llegaron una mujer y su ex pareja a ocuparse del mantenimiento de las mansiones.
martes, 26 de enero de 2021 · 08:22

“No entré a usurpar, como se dijo. Yo me dedico a limpiar las cinco casas. Y el papá de mis hijas hace el mantenimiento de los parques”, explica un mujer de unos 40 años que prefiere mantener el anonimato. A cambio de esas tareas, ocupa una de las casas del empresario Lázaro Báez en el partido de Pinamar. Lejos de aprovechar el “boom” de los alquileres por la pandemia, las propiedades siguen vacías. Y acumulan deudas millonarias en los registros contables del Municipio.

El empresario kirchnerista es propietario de cinco inmuebles en la zona norte de Pinamar, donde están las propiedades más cotizadas del balneario. Pese al deterioro visible por el paso del tiempo, se trata de un capital total de USD 1.500.000.

Desde la quiebra de Austral Construcciones, y con una inhibición general de bienes decretada por la jueza comercial María José Gigy Traynor, las casas dejaron de pagar impuestos. La deuda actual asciende a $703 mil, solo por impuestos municipales.

“Como no estaban adheridas al pago por débito automático, era imposible cancelar su estado de morosidad. Hace unos años vino un tipo a la Municipalidad a regularizar la situación de algunas casas, pero desde marzo del 2017 nadie paga”, aseguran fuentes del municipio.

La casa de Troya al 700, un chalet de ladrillos a la vista, tiene la deuda más abultada: $192 mil. Esa vivienda, que estuvo usurpada hace dos años según dictaminó la Justicia, suele tener el parque en buen estado y las luces prendidas.

Los registros municipales también muestran deudas en la casas ubicadas en Helades al 900 ($152 mil), Libertador al 4100 ($170 mil), Goleta Hércules al 400 ($138 mil) y Poseidón al 400 ($162 mil).

La mujer que se encarga de la limpieza de todas las propiedades ocupa la casa de la calle Poseidón desde 2019 junto a sus cuatro hijas. “Estaba usurpada, con las paredes rajadas. Para cuidarla me mandaron la llave por correo y pude entrar”, responde ante las consultas de este medio. También asegura no conocer a Lázaro Báez. El contacto con el empresario lo mantiene el padre de sus hijas, de quien está separada. “Nunca hablé con Lázaro. Es más, yo no sabía nada que estas casas eran de Lázaro hasta que algunos vecinos me empezaron a hostigar. Cuando me enteré, no me quedó otra que quedarme”, se justifica.

¿Y los impuestos quién los paga?, le preguntó este cronista de Infobae. “Yo solo pago luz y gas de la casa donde vivo para que no me corten los servicios. Me quedaré acá hasta que me echen. No me gusta la política, de política no quiero hablar. De Lázaro no puedo decir nada más que nada agradecerle porque sino fuera por él yo estaría en la calle con mis hijas. He tenido un año terrible y por un lado alguien me dio una mano”, responde la mujer, que también trabaja en el Municipio.

En septiembre del año pasado, cuando Báez recibió la prisión domiciliaria y no pudo ingresar en el country Ayres de Pilar, se especuló que podía refugiarse en Pinamar, pero finalmente fue descartado por la distancia con los tribunales de Comodoro Py, donde tramitan la mayoría de las causas en su contra.

En esos días, un martillero local recibió un llamado del entorno del empresario: “¿Te interesa alquilar en temporada las casas de Lázaro?”. El agente inmobiliario se interesó por la propuesta pero nunca más lo volvieron a contactar. “Tal vez se frenó todo por la cuestión judicial”, se lamenta el dueño de una inmobiliaria.

Báez dejó pasar la temporada de verano, donde una casa para seis personas puede valer entre $130 mil y $200 mil. Lo suficiente para cancelar todas las deudas.

Fuente: infobae.com
Fotos: Diego Medina -