Pollo asado: los secretos para prepararlo a la parrilla, al horno o a la cacerola

La carne blanca preferida por los argentinos tiene tantas recetas como cocineros. Las mejores opciones para disfrutar de este plato clásico.
viernes, 8 de octubre de 2021 · 15:36

En una parrilla que se precie de serlo no puede faltar el pollo asado. Siempre alguno pide al asador un corte especial de esta ave tan elegida por los argentinos. La pechuga o la pata y muslo suelen ser las opciones más elegidas por los comensales. Las alitas, y sobre todo cuando están crocantes, también tienen su público.

El pollo es una carne magra, especialmente la  pechuga, sana  que se suele recomendar para dietas bajas en calorías. A la parrilla, rostizado o a las brasas queda delicioso. Por supuesto, hay que estar atentos para que no se seque. Si querés que salga perfecto, el fuego lento es la fórmula.

En primer lugar es importante limpiar la pieza, sacar las vísceras y quitar, si hay, el exceso de grasa. En algunas oportunidades, también hay que sacar algunas plumas que tienen en las patas. Si viene con un poco de agua, se debe dejar escurriendo por un tiempo antes de condimentar.

Si la opción es hacerlo a la parrilla o a carbón conviene abrirlo como mariposa, se adoba bien con los condimentos deseados y se coloca a fuego lento. No se recomienda que las llamas estén cerca a fin de que no se seque. Si se lo deja un buen tiempo y cuando está casi listo se lo aproxima al calor más fuerte, tendrá una deliciosa cascarita dorada y crocante. Se recomienda acompañar con papas fritas y ensaladas.

Si elegis asarlo a la cacerola, el pollo debe estar cortado en presas. Es importante tener bien calculada el nivel de la llama de fuego. Si está muy fuerte queda crudo cerca del hueso y si está muy bajo hay riesgo de que quede blanco. Una receta que siempre sale bien en la olla es acompañarlo con papas. Se puede cocinar con cebollas y hierbas.

Una receta que tampoco falla es el pollo asado al horno a la mostaza. Entero, con un buen tiempo de cocción a fuego medio, se condimenta con limón y mostaza. También puedes agregar cualquier aderezo que te guste. La pimienta va muy bien con esta carne blanca. La mostaza se puede poner en varias veces a fin de que absorba el sabor de a poco. Riquísimo para acompañar con ensalada rusa.

Beneficios de comer pollo

Muy saludable. La carne de pollo es fuente importante de nutrientes como proteínas, lípidos, Vitamina 3 y minerales como calcio, hierro, zinc, sodio, potasio y magnesio, entre otros.

De fácil digestión. La mayor parte de la grasa corporal del pollo se encuentra en la piel, por lo que al retirarla se reduce el consumo de grasa. Esto hace que la carne sea de fácil digestión y pueda ser consumida por personas de cualquier edad.

Versátil. Al ser una carne de sabor neutro, tiene la habilidad de tomar cualquier sabor o especie que le agregamos en la cocina. La versatilidad del pollo es una ventaja importante, sobre todo en la riqueza culinaria de nuestro país.

Muy accesible. El pollo es una de las proteínas cárnicas de menor costo en el mercado.

Fuente: Crónica 

Más de

Otras Noticias