Crecen las protestas en sucursales de Garbarino de todo el país

Hubo asambleas y retención de tareas en locales de la zona oeste del conurbano bonaerense. Denuncian falta de pago de haberes y suspensiones.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 15:03

Los trabajadores de Garbarino intensifican las protestas. Tras las noticias de cierres de sucursales y suspensiones de empleados en distintos punto del país, la semana pasada en la zona oeste del conurbano bonaerense hubo asambleas y retención de tareas en repudio a la falta del pago de haberes.

Las acciones fueron impulsadas por el Sindicato de Obreros y Empleados de Comercio (Seoca). Desde el gremio que conduce el dirigente Julio Rubén Ledesma, los delegados mercantiles de las sucursales de las localidades de Gregorio de Laferrere y Merlo, precisaron que “los trabajadores viven momentos de incertidumbre y angustia, ante la intención de reconvertir el negocio a la venta on-line”.

El delegado gremial de Seoca en Merlo, Claudio Ledesma, precisó que “la situación es angustiante porque además ayer y hoy cerraron la sucursal”.

“Desconocemos qué otras decisiones va a tomar la empresa, afectando la continuidad laboral de los compañeros”, remarcó el delegado a través de un comunicado difundido por esa organización.

Ledesma añadió que frente a “la crítica situación”, el sindicato decidió “tomar medidas gremiales consistentes en una huelga de brazos caídos”.

“Hasta el martes los clientes podían ingresar a la sucursal pero nosotros no atendíamos. Desde ayer, por una disposiciones municipales, sólo se podía atender desde la puerta y lo hacían los subgerentes. Hasta que decidieron bajar las persianas por la medida de fuerza”, indicó el dirigente.

Por su parte, la delegada de la sucursal de Merlo, Erica Salazar, denunció: “Estamos en el quinto día hábil del mes y no nos pagaron el sueldo, con lo cual ahora nos deben los sueldos de marzo y abril y la empresa no dice nada”.

Salazar añadió que “únicamente a aquellos trabajadores que son de riesgo les abonaron el 50 por ciento de sus salarios”.

“Nosotros estamos en la vereda con pasacalles, repartiendo volantes a los vecinos y vecinas que pasan para que se solidaricen ante este conflicto. Si se cierran las sucursales, las familias se quedan sin trabajo. No nos pagan los sueldos y los aportes. Además sufrimos suspensiones. Por eso, vamos a seguir en alerta y en pie de lucha”, puntualizó.

Fuente: Mundo Gremial