Un sujeto pateó con saña a una perrita, quedó filmado y se abrió una investigación penal

Un joven quedó registrado en la cámara de seguridad del edificio donde vivía cuando sacó a su perrita hacia la calle salvajemente a las patadas. Las imágenes se viralizaron rápidamente y generaron tal indignación que fue escrachado con nombre y apellido.
miércoles, 2 de junio de 2021 · 08:50

Se trata de Arián González, un estudiantes de Educación Física oriundo de Torquinst y residente de La Plata. Es árbitro en la Liga de Chascomús y está anotado para cursar el primer año en la Escuela Nacional de Arbitraje, hoy suspendida por la pandemia del coronavirus.

En las imágenes se puede ver como González saca al caniche toy del edificio, ubicado en calle 47 y diagonal 76, de varias patadas con furia hacia la vereda.

Tras el repudio generalizado en las redes sociales, Arián González recibió una seguidilla de malas noticias. Fue despedido de su trabajo ya que la marca de indumentaria INDIA Men un comunicado en el que informa la decisión de desvincularlo, además de pedir a las autoridades "la prosecución de la causa penal del caso".

El fiscal platense Marcelo Romero confirmó a El Día.com que tras haber tomado conocimiento del hecho, dio instrucciones a la policía para que obtenga detalles de lo ocurrido y sería procesado por maltrato animal. La más curioso fue cuando se viralizó la escusa del joven que intentó defenderse del cobarde ataque. "Tengo un quilombo bárbaro amigo, es una perra de una novia que tenía, pero no le hice nada. En el video parece que la mato. La saqué a las patadas del ascensor porque se estaba meando en el ascensor", le dice en un audio a un amigo.

Mía se llama la perrita y se recupera
La caniche se recupera junto a sus dueñas y este martes pudo ser atendida por una médica veterinaria. "En el día de la fecha, la perra de nombre Mía, caniche toy de seis años de edad, fue examinada y controlada en el consultorio. Quedando asentada la historia clínica en la veterinaria", detalló el informe inicial de la veterinaria.