Vecinos de El Calafate aseguran que Belloni también es responsable por el rebrote en la ciudad

Desde El Calafate apuntan a que en Río Gallegos no se "cerraron a tiempo los pasos", haciendo alusión a que, luego del brote en la capital, se desparramó a otras localidades. Pero vecinos de la villa turística responsabilizan al intendente Belloni por falta de controles en el ingreso.
domingo, 9 de agosto de 2020 · 22:01

Luego del brote de Covid-19 en Río Gallegos, algunas localidades comenzaron a "cerrar el paso" a quienes viajaran desde la capital hacia las distintas ciudades santacruceñas.

El intendente de El Calafate, Javier Belloni, fue uno de los que criticó las decisiones gubernamentales y de la capital provincial, pero al parecer tiene sus propias fallas internas.

Así lo hizo saber un vecino en contacto con Nuevo Día, que prefirió reservar su identidad. En un texto emitido a esta redacción planteó que "oficialmente se responsabiliza del rebrote a un factor interno, se culpa a un cirujano del Hospital SAMIC. El porqué o cómo es desconocido por las autoridades y por el propio cirujano, por sus familiares y por sus compañeros de trabajo. Pero aparentemente hay otros factores que no se hablan oficialmente".

El Municipio "se jacta de controlar el portal de acceso a El Calafate, llevando a un hotel designado a todos aquellos que ingresen para realizar un aislamiento obligatorio de 15 días. Por esta razón el intendente Javier Belloni públicamente desestimó los dichos del Secretario de Salud de la Provincia de Santa Cruz, quien alegaba que el rebrote se debió a personas provenientes de Río Gallegos. Admitir esto significaría admitir que la Municipalidad de El Calafate no realizó bien los controles en el acceso o durante la cuarentena en el hotel".

El Municipio "insiste en culpar al Hospital SAMIC por querer trasladar a los pacientes en cuarentena desde hotel, brindado por la Municipalidad, hacia el hospital. Aparentemente el contagio sucedió en esa interacción paciente/médico. Javier Belloni insiste en que “no se les va a escapar la tortuga”, pero en las calles se habla exactamente lo contrario".

Este vecino afirma que hace dos semanas "un vehículo intentó ingresar al pueblo, pero fue detenido por una oficial mujer de Gendarmería. El protocolo indica que todo ingresante debe cumplir 15 días de aislamiento en el hotel brindado por la Municipalidad, por lo cual deben ser escoltados por las fuerzas. Aparentemente el conductor se negó a realizar el aislamiento obligatorio y ser escoltado, y realizó una llamada telefónica en el momento. Minutos después la oficial de Gendarmería recibe una llamada de sus superiores, con la orden de dejarlos pasar, sin controles, escolta, ni aislamiento. La oficial de gendarmería comentó a sus amigas que fue sancionada por no dejar pasar a este vehículo, actualmente no quiere hablar más del asunto por miedo a represalias".

Otra situación dudosa que plantea este vecino es una aparente fiesta de 15 que se habría celebrado en Calafate. "Varios asistentes (hombres y mujeres) afirman haber asistido a la fiesta en una estancia aislada del pueblo, y algunos vecinos dicen que había invitados de la ciudad de Río Gallegos". Ante los rumores, "Simunovic hizo circular un audio alegando que eran, casualmente, sólo 9 amigas mujeres asistieron (en referencia al pedido oficial del Municipio de limitar las reuniones sociales a 10 personas)". "En ambas situaciones se menciona a personas de Río Gallegos que no realizaron cuarentena, pero no hay un vínculo certero de que sean las mismas personas". (El Diario Nuevo Día)