Tras detectarse una falla geológica, el Movimiento Patagonia Libre pide que se suspenda la obra de las represas sobre el río Santa Cruz

"Ante el silencio del gobierno provincial y nacional y la falta de información certera y de carácter público sobre la continuidad de la obra; nos vemos una vez más obligados a exigir la cancelación del complejo Hidroeléctrico en construcción Condor Cliff - La Barrancosa", señalaron desde la agrupación en un comunicado.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 22:05

Comunicado del Movimiento Patagonia Libre 


Ante la posibilidad del traslado de la obra hidroeléctrica Cóndor Cliff en el río Santa Cruz 

Desde que tomó impulso la construcción del complejo Hidroeléctrico Cóndor Cliff -La Barrancosa en 2016; desde el movimiento socioambiental y territorial -que incluye académicos y académicas, vecines, comunidades originarias, organizaciones no gubernamentales y activistas de la Patagonia y de distintas partes del territorio Argentino y Americano-señalamos la falta de estudios previos que aseguren el menor impacto ambiental, social y cultural en la cuenca del Río Santa Cruz. Hecho que hoy queda en evidencia ante la falla geológica producida en el talud de contención de la obra Cóndor Cliff que impide continuar su construcción como estaba planificada. Por ello, ante el silencio del gobierno provincial y nacional y la falta de información certera y de carácter público sobre la continuidad de la obra; nos vemos una vez más obligados a exigir la cancelación del complejo Hidroeléctrico en construcción Condor Cliff - La Barrancosa. Ante la posibilidad de trasladar la obra Cóndor Cliff río arriba unos 6 a 20 kilómetros, exigimos desestimar dicha posibilidad ya que implicaría un nuevo proyecto, nuevos Estudios de Impacto Ambiental y un aumento sustancial de las probabilidades de fractura de la represa, recordemos que dicha zona es considerada de riesgo sísmico. Construir una represa de tal envergadura en este sitio sería condenarlo a un desastre ambiental, económico, ético, social y ecológico, en un escenario en el que ante tamaño “error de cálculos” o “falta de estudios pertinentes” -como ha quedado en evidencia que es el caso-, no podemos tolerar, ni estamos dispuestos y dispuestas a observar la destrucción de nuestra tierra y territorio. En este sentido, es oportuno hacer referencia al dictamen presentado por el INPRES (Instituto Nacional de Prevención Sísmica) sobre los estudios técnicos realizados antes de la construcción de represas hidroeléctricas sobre el Río Santa Cruz, que afirma la omisión en el estudio de peligrosidad sísmica del análisis de las fallas geológicas sobre el río Santa Cruz. Además, consideró que los estudios realizados no son idóneos y reconoce que no hay información suficiente para considerar los posibles efectos sísmicos que podría generar la obra. El río Santa Cruz es de vital importancia para el desarrollo de nuestras comunidades ya que representa la principal fuente de agua de tres localidades santacruceñas: Cmdte. Luis Piedra Buena, Pto. San Julián y Pto. Santa Cruz. Además, nace del deshielo de los glaciares que forman parte de la Cuenca de Hielo Patagónica Sur, tercer reserva de agua dulce en estado sólido del mundo. Estos glaciares incluyen al destacado Glaciar Perito Moreno, que representa el principal atractivo turístico de la región y como tal -fuente de empleo de cientos de trabajadores y trabajadoras que se sustentan y desarrollan a partir de esta actividad económica. Su carácter de río glaciario, hace aún más imperiosa su protección y conservación, en un contexto de cambio climático y de crisis hídrica mundial. El posible traslado de la represa Cóndor Cliff río arriba, hace mucho más dudoso el desacople con el lago Argentino y pone en riesgo a todos los glaciares de la cuenca.

Al día de la fecha, la obra hidroeléctrica Cóndor Cliff -La Barrancosa, es mucho más que el conflicto que se expresa en la grieta geológica que ahora volvió a detener los trabajos, también incluye reclamos por falta de pagos a empresas y reclamos salariales por mejores condiciones de trabajo de quienes se encuentran abocados a su construcción. En un contexto de crisis epidemiológica, este conglomerado de personas hacinadas representa un riesgo de contagio masivo de covid 19, como ya ha sucedido en varias ocasiones, dejando a merced de la pandemia, no solo a quienes se encuentran trabajando en el complejo, si no también a las personas de las comunidades aledañas que reciben a dichos trabajadores. Proteger y garantizar la conservación de la principal fuente de agua que nos sustenta; exigir trabajo digno, verdaderas fuentes de empleo que no impliquen continuar con la destrucción ambiental que tiene a Santa Cruz atrapada en el callejón sin salida del extractivismo que tal vez representa el pan de hoy, pero que sin duda alguna, mañana será hambre para nuestros pueblos. Por ello, como habitantes de este territorio -y ante la indiferencia de quienes cumplen funciones públicas y deberían estar abocados a defendernos y hacer cumplir las leyes (derechos de los pueblos originarios, ley nacional del ambiente, derecho a la información y participación) -fortalecemos a nuestras organizaciones socioambientales, nos unimos y exigimos el cese de esta obra en su totalidad y la remediación y recuperación de los ambientes afectados por las obras, porque representa el terricidio más grande de nuestra historia. Las represas en el río Santa Cruz se detendrán por la fuerza de nuestro río y con la voluntad de nuestros pueblos.

Asamblea Pública 

Por ello, convocamos desde el Movimiento Patagonia Libre a una Asamblea Provincial Pública el día domingo 30 de mayo a las 18 horas de modalidad virtual a partir del siguiente link: https://us02web.zoom.us/j/85169159345?pwd=Qi9BcTc3RXBZK1ZzYmxxOXVFcExsdz09&fbclid=IwAR0B98AAPZGZSJTtZQvZUE7-aR7TOrxnD9MqY3T_QxYfPS9EFYGdppjt6Xg#success