Desde San Julián advierten faltante de tests de detección

El director administrativo del hospital distrital dijo que se vienen realizando la misma cantidad de controles respecto al virus. Sin embargo, agregó que por el momento no pueden conseguir tests porque los proveedores están con faltantes.

Escrito en REGIONALES el

ay un total de 225 casos positivos. El número de contagios detectados a diario disminuyó en los últimos días y es superado por las altas definitivas.
Luego de unas semanas complicadas en relación al aumento estrepitoso de contagios por COVID-19, Puerto San Julián experimenta una sustancial baja de casos.
El hospital distrital registra esta nueva tendencia desde el último fin de semana.
Los casos de contagios detectados día a día disminuyeron de 115 el 12 de enero a 11 el día de ayer. El mínimo fue antes de ayer, con 9 casos.
Esta reducción de positivos ha llevado a que la tasa total de contagios sea al día de hoy de 225, frente a los 393 que se alcanzó durante la semana pasada.
Otro dato clave que ha incidido en la disminución de positivos es la cantidad de altas diarias definitivas, que ha sobrepasado largamente a los contagios diarios.
Frente a esta dinámica, cabe preguntarse si los casos bajan porque se está ante una curva descendente en sintonía con lo prefigurado desde el gobierno nacional en vista a una inevitable caída de casos.
A su vez, También surge la interrogante de si faltan tests o las personas no se testean en una misma cantidad que la registrada en las semanas previas.
El director administrativo del hospital distrital Miguel Lombardich, Mauro Santana, dijo a El Divergente que se vienen realizando la misma cantidad de controles respecto al virus.
Sin embargo, agregó que por el momento no pueden conseguir tests porque los proveedores están con faltantes.
Debido a ello, los médicos llevan a cabo un consultorio especial para la detección de síntomas con el fin de determinar si hay casos sospechosos de COVID-19.
Asimismo, Santana explicó que los casos de COVID-19 están en disminución porque la gente no se acerca a testearse en la misma cantidad que las semanas pasadas. (Fuente: El Divergente)