Le quemaron la casa a la madre de un joven que apuñaló a otro

Al menos tres de sus amigos tomaron la casa, robaron todos los electrodomésticos y después la incendiaron. Su hijo no fue imputado de ningún delito. Ella pide ayuda y seguridad. 
martes, 2 de noviembre de 2021 · 09:15

En un problema mayúsculo se convirtió para Ana María Muñoz el incidente registrado durante la noche del sábado en la parte alta del barrio Jorge Newbery. Su hijo, de 18 años, habría sido golpeado por parte de Daniel Eduardo Ruiz (18), según denunció la mujer ante la Seccional Segunda.

La mujer, de 52 años, vivió toda su vida en el barrio Newbery. Su hijo el sábado se vio implicado en una pelea, donde se habría defendido y apuñalado a Daniel Ruiz.

En esas circunstancias, el joven con las iniciales de J.CH. se habría defendido, le quitó el arma blanca a Ruiz y le propinó una puñalada a la altura del abdomen. El herido fue hospitalizado y durante la jornada del domingo estuvo internado en terapia intensiva con lesiones graves.

A todo esto, Ana María dejó en la casa a su hijo discapacitado y se dirigió con J.CH. hasta la comisaría. Explicó las circunstancias de lo ocurrido y el joven quedó demorado en averiguación de la agresión armada. Mientas estaba en la dependencia, los amigos y familiares de Ruiz balearon la casa ubicada en el pasaje Santa María, entre Florida y Huergo.

Los efectivos intervinieron y la vivienda quedó desocupada. Después los mismos atacantes habrían robado todos los muebles y electrodomésticos. Y horas después, ya las 2:50 horas del domingo, la casa fue incendiada. Se dio intervención a la funcionaria fiscal de turno, Eve Ponce, y se acordó con la policía cumplir rondines preventivos cada 20 minutos.

Mientras tanto, J.CH. permaneció demorado durante toda la noche y las autoridades judiciales no pudieron formalizarle la causa por la agresión porque no había suficientes elementos de prueba para probar lo ocurrido, a pesar que la policía actuó de oficio.

El personal policial y la Fiscalía ya tendrían identificado a los presuntos autores del robo, usurpación y el incendio a la casa de Ana María, quien además fue amenazada de muerte. “Todos saben quiénes son, de la parte alta del barrio, estoy rodeada de la gente que hace maldades; no se puede vivir”, lamentó la mujer pensionada a este diario.

En ese grave contexto, la mujer pidió “ayuda, necesito solución. Toda mi vida viví ahí, ese es el dolor, es lo único que tengo. Alguien se haga cargo, la única ayuda que tuve fue de la policía, me acompañaron a buscar ropa; no se puede vivir así. No voy a poder vivir más ahí”.

Ana María, sentenció que “con todo lo que hicieron ya no tengo miedo. Uno conoce con todos los años que viví ahí. Destruyeron toda mi lucha. El día anterior estuve enmasillando una pared para pintarla. Como puede ser que ellos andan por la calle, y uno anda en escondidas, mirando para todos lados. Yo no soy un malandra, como ellos”.

A todo esto, el herido sigue internado en el Hospital Regional con pronóstico reservado, se informó.